Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se elevan a 9 los muertos y a 17 los heridos en la emboscada tendida el lunes por 50 terroristas

La emboscada tendida el lunes por un grupo de cerca de 50 terroristas a una brigada de paracaidistas en la provincia de Biskra, al sureste de Argel, ha causado nueve muertos y 17 heridos, diez de ellos graves, según un último balance proporcionado hoy por fuentes locales.
El convoy de militares volvía de una operación de rastreo en las montañas de la zona cuando fue detectado cerca de la localidad de M'ziraa por un grupo de 50 individuos fuertemente armados.
Tres de los atacantes surgieron de un bosque y se volvieron a internar en él con el objeto de atraer la atención de los militares.
Una vez en el bosque los soldados fueron sorprendidos por un intenso fuego graneado y la explosión de varias bombas escondidas bajo tierra.
Nueve militares murieron en el acto y otros 17 resultaron heridos, diez de ellos de gravedad, y fueron evacuados al hospital central del Ejército de Argel.
Los terroristas se apoderaron de varias armas y equipamiento de los paracaidistas antes de emprender la huida.
Se trata del ataque más mortífero registrado en Argelia desde comienzos de año y el primero en la provincia de Biskra desde 2006.
El 20 mayo cinco gendarmes, entre ellos un jefe de brigada, murieron en otra emboscada en la provincia de Medea, a cerca de 120 kilómetros al sur de Argel.
Cinco días más tarde una unidad del Ejército mató a tres de los autores de este ataque y recuperó tres fusiles kaláshnikov que pertenecían a los gendarmes.
Según un balance efectuado por EFE, al menos 80 miembros de los diferentes cuerpos de seguridad han muerto en acciones terroristas desde comienzos de año.
Por su parte, las fuerzas de seguridad han matado en ese mismo periodo a 130 activistas de la organización Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI).