Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mural de tapones de plástico para concienciar sobre la vida en el océano

Los estudiantes de primaria de la escuela elemental Hsiang de Taiwán han convertido los muros de su escuela en un acuario artificial. Peces, cangrejos y ballenas que cobran vida gracias a la poderosa imaginación de los alumnos.

El secreto de los murales está aquí: en los más de 3.000 tapones de plástico necesarios para crear cada una de las escenas. La profesora de arte del colegio quería que sus escolares aprendiesen que los recursos naturales son limitados, pero en el proceso de creación, ellos han aprendido muchas más cosas.

Obras de arte casi minimalistas que esconden en su proceso de creación toda una conciencia medio ambiental para preservar el futuro del planeta.