Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nieve cierra Washington y Nueva York

Cuando aún no se han recuperado de la fuerte nevada que dejó más de 80 centímetros de nieve acumulada en algunas ciudades, el Servicio Meteorológico Nacional ha pronosticado 36 centímetros de nieve en Nueva York y Washington, hasta 51 centímetros en Baltimore y 48 en Filadelfia. Los meteorólogos también han predicho fuertes vientos que podrían causar cortes de electricidad.
Los ciudadanos están aún tratando de reponerse de las nevadas récord de entre 46 y 81 centímetros del pasado fin de semana, desde Washington hasta el sur de Nueva Jersey.
La Organización de Naciones Unidas ha anunciado el cierre, este miércoles, de su sede en Nueva York debido a la fuerte tormenta de nieve que se espera en la ciudad. El cierre ha obligado a la cancelación de la reunión que el Consejo de Seguridad tenía previsto mantener sobre el funcionamiento y el futuro de las misiones de paz, así como de otros actos públicos de las diversas agencias del organismo mundial.
También se ha visto afectada la agenda del secretario general, Ban Ki-Moon, que ha tenido que posponer las reuniones y entrevistas que tenía programadas.
Escuelas cerradas
La nueva tormenta ha sido bautizada como 'Snoverkill' y 'Snomageddon 2.0' y ha llevado a muchas escuelas de Washington a suspender las clases por el resto de la semana. El sistema de escuelas públicas de Nueva York también ha anunciado que cerrarán el miércoles.
La Cámara de Representantes ha cancelado votaciones por el resto de la semana y muchas audiencias del Congreso han sido suspendidas.
El invierno más duro
Los tres aeropuertos que dan servicio Washington, el Reagan National, Dulles y el de Baltimore, han logrado mantener su servicio con una cierta normalidad, si bien han advertido a los pasajeros que puede haber demoras y cancelaciones por la nieve.
Los expertos creen que la conjunción de la nueva tormenta, que podría por si sola ser, según los expertos, una de las mayores de los últimos años, con la del pasado fin de semana, convierte este invierto en el más feroz de los que se tiene recuerdo en la capital estadounidense. BQM