Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey saudí nombra príncipe heredero al ministro del Interior

El rey Abdulá de Arabia Saudí ha designado este jueves al ministro del Interior, Nayef bin Abdul Aziz, como nuevo príncipe heredero en sustitución del fallecido Sultán bin Abdul Aziz, según ha confirmado la Casa Real en un comunicado.
"Elegimos a su Alteza Real el príncipe Nayef bin Abdul Aziz como príncipe heredero", recoge el comunicado publicado por la agencia de noticias saudí, SPA, que ha sido leído en la televisión estatal.
El monarca ha tomado la decisión, que cumple con los pronósticos de los últimos días, tras consultar al Consejo de la Lealtad, institución que reúne a los miembros de la familia real saudí y que fue creada por Abdulá en 2006 para garantizar orden en la sucesión.
Es la primera vez que se interroga al Consejo de la Lealtad sobre la elección del heredero de la corona, un gesto que según los analistas podría significar el comienzo de la apertura del reino saudí en materia de sucesión monárquica.
El príncipe Nayef, de 78 años de edad, ocupa el Ministerio del Interior desde 1975. Al frente de esta cartera ha cosechado importantes éxitos en la lucha contra Al Qaeda, especialmente a partir de 2003.
Está considerado un hombre conservador, contrario a las reformas y reacio a los cambios políticos y sociales, con importantes vínculos con el estamento religioso. No obstante, estos analistas creen que podría mostrar una faceta distinta en el nuevo cargo.
El nuevo heredero ya ha ejercido en otras ocasiones como jefe de Estado en funciones, al suplir la ausencia de Sultán y Abdulá, quien ha permanecido largas temporadas en el extranjero atendiendo sus problemas de espalda.
Nayef sustituirá como heredero a Sultán, que murió el pasado sábado en Nueva York por un cáncer de colon. El también ministro de Defensa y Aviación fue despedido el martes durante una ceremonia en Riad a la que asistieron numerosos representantes de gobiernos internacionales.