Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El norte de Inglaterra, arrasado por las inundaciones

El norte de Inglaterra está sufriendo las lluvias más devastadoras de los últimos 50 años. Las inundaciones que ha provocado el temporal en la región de Cumbria ha obligado a cerrar por precaución 1.800 puentes. Las autoridades buscan posibles daños en su estructura. Decenas de ellos no han podido resistir la fuerza del agua y han sido derribados.
Como consecuencia cientos de pueblos han quedado aislados. Los destrozos se acumulan en las calles que ya estaban engalanadas con las luces navideñas.
Hay más de 1.300 casas afectadas que continúan vacías por seguridad a la espera de una tregua del tiempo que, según las predicciones, llegará a finales de esta semana.
En tan sólo 24 horas, el pasado 20 de noviembre, llovió tanto como lo que es habitual durante dos meses en esta zona, una de las más húmedas de las islas.