Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ocupantes del Gobierno regional de Jarkiv piden que se investigue la muerte de dos manifestantes

Los manifestantes prorrusos mantienen ocupados edificios oficiales en Jarkiv, Donetsk y Luhansk
Los activistas prorrusos que ocupan desde este domingo la sede del Gobierno regional de Jarkiv, en el este de Ucrania, han trasladado sus demandas a las autoridades, que pasan por que se investigue la muerte de dos manifestantes tiroteados en la calle Rimarska de esta ciudad el pasado 14 de marzo. Las ocupaciones de edificios públicos se han repetido también en Donetsk y Luhansk.
"Son vecinos de Jarkiv que quieren conocer los progresos de la investigación sobre las muertes de la calle Rimarska. Este es el principal motivo por el que han venido al edificio de la administración. No han dicho nada sobre separatismo", ha afirmado el alcalde de Jarkiv, Hennadiy Kernes, en declaraciones a la agencia de noticias ucraniana Ukrinform. "Solo quieren saber quién es el responsable de la muerte de sus camaradas", ha añadido.
Los manifestantes asaltaron la sede del gobierno regional ondeando banderas rusas y pidieron a los policías que abandonaran el edificio para "liberar" el edificio.
Kernes ha insistido en que no cederá en cuestiones como la celebración de un referéndum sobre la federalización de Jarkiv, similar al que propició hace unas semanas la secesión de la región ucraniana de Crimea y su posterior anexión a Rusia.
"Les he dicho que no habrá referéndum porque no hay ninguna ley (al respecto). Nadie va a tratar ninguna otra cuestión con ellos. Dejemos que las fuerzas de seguridad traten con ellos", ha añadido.
Mientras, en Donetsk, aproximadamente un millar de activistas continúan concentrados ante la sede del gobierno regional. Los manifestantes prorrusos han erigido una barricada con neumáticos y alambre de espino de casi dos metros de altitud, informa la agencia de noticias ucraniana Interfax.
En el edificio ondea aún la bandera rusa izada durante el asalto y manifestación del domingo y activistas enmascarados custodian la azotea del inmueble armados con bates de béisbol y porras sustraídas a los policías durante los breves disturbios ocurridos durante la toma.
También hay visibles varias banderas de Donetsk y de la organización República de Donetsk. Desde el interior, los activistas han pedido por megáfonos que la gente traiga leña, neumáticos y alimentos y han colocado altavoces en los que suena el himno ruso y canciones de la banda de rock rusa Lube.
Tras la ocupación del edificio, los activistas pidieron la celebración de una reunión extraordinaria del parlamento regional de Donetsk para convocar un referéndum de adhesión a Rusia. De lo contrario, han amenazado con satisfacer "las demandas del pueblo" a medianoche de este lunes disolviendo el parlamento regional, que sería reemplazado por un "parlamento regional popular" de "representantes electos" de las comunidades de la zona.
En la región de Luhansk, también en el este mayoritariamente rusoparlante del país, decenas de manifestantes prorrusos han entrado en la sede de los Servicios de Seguridad del Estado y tres personas --dos manifestantes y un policía-- han resultado heridas, según informa la televisión ucraniana.