Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición en Venezuela pretende obtener una victoria simbólica en la consulta

Paralizado el referéndum revocatorio que promovieron contra Maduro y desprovisto de poderes el parlamento, donde consiguió la mayoría, a la oposición venezolana le queda, además de las protestas en las calles, la consulta de hoy. Con ella, buscan adelantarse a la Asamblea constituyente de finales mes con la que el presidente quiere blindarse. 

Una participación alta y la previsible aprobación de las preguntas planteadas supondría, una, aunque simbólica, deslegitimización del presidente. 

La consulta llega tras una serie de recientes desmanes, entre ellos palizas de chavistas a parlamentarios o de la policía a manifestantes, que el régimen trató hace una semana de contrarrestar con la  excarcelación de Leopoldo López. Pero desde su arresto domiciliario, el líder opositor recuerda que no es libre mostrando su grillete, este dispositivo electrónico, y pidiendo a los venezolanos que voten por él.