Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven palestino en estado crítico tras ser agredido por un grupo de adolescentes israelíes en Jerusalén

Varias decenas de adolescentes judíos han agredido este viernes a tres palestinos en la plaza Zion de la localidad de Jerusalén en lo que ha sido descrito por testigos como "un linchamiento", según ha informado el diario israelí 'Haaretz'. Uno de los jóvenes palestinos se encuentra en estado crítico a consecuencia del ataque.
El portavoz de la Policía de la ciudad, Shmuel Ben Rubi, ha afirmado que las fuerzas de seguridad están intentando recabar información sobre los motivos del incidente, para lo que el jefe de la Policía jerosolimitana, Manny Yitzhaki, ha nombrado un equipo especial de investigación. Al parecer, todos los que se han visto involucrados en el suceso tenían entre 15 y 20 años de edad.
"El área está controlada por cámaras de seguridad, estamos comprobando las grabaciones. Sabremos lo que pasó cuando terminemos el proceso", ha señalado Ben Rubi, tal y como ha recogido el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
Una testigo ha apuntado en la red social Facebook que varias decenas de jóvenes judíos empezaron a insultar a los palestinos, tras lo que se inició una pelea. "Cuando uno de los jóvenes árabes cayó al suelo, continuaron agrediéndole en la cabeza, por lo que perdió el conocimiento, se le pusieron los ojos en blanco y se le torció el cuello. Los responsables huyeron y el resto se reunieron a su alrededor y siguieron insultándole, con el odio en sus ojos" ha escrito.
Asimismo, ha agregado que los adolescentes judíos atacaron al grupo de palestinos sin que mediara provocación y ha asegurado que antes habían dicho que "querían dar una paliza a un árabe".
Por su parte, un paramédico del hospital Magen David Adom ha dicho que cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar "encontraron a un joven de unos 20 años en el suelo sin pulso". Tras diez minutos de trabajos de reanimación, consiguieron que volviera a tener pulso, tras lo que fue evacuado en condición crítica pero estable.
Por último, esta fuente ha manifestado que el herido sufre un traumatismo craneoencefálico, pero que no presenta marcas de armas blancas. A última hora de la noche del viernes el joven continúa con respiración asistida, pero no parece que presente daños cerebrales ni heridas internas.
El ataque ha tenido lugar apenas un día después del ejecutado por presuntos judíos extremistas contra un taxi propiedad de un palestino que dejó seis heridos de diversa consideración, entre ellos dos niños de cuatro años de edad, cuando se encontraba entre el asentamiento judío de Gush Etzion y el campamento de refugiados palestinos de Al Arrub.