Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 330 palestinos han sido detenidos desde el inicio del ramadán, según un centro de estudios

Al menos 330 palestinos han sido detenidos desde el inicio del ramadán, que comenzó el 6 de junio, según las estadísticas de un centro de estudios palestino que denuncia el desprecio de Israel hacia la festividad islámica.
El portavoz del centro, Riyad Al Ashqar, ha asegurado en declaraciones a la agencia Maan que las detenciones de fuerzas israelíes son discriminadas e incluyen a mujeres, niños y personas mayores personas enfermas, antiguos presos en la Franja de Gaza.
Según ha relatado, una familia entera de cinco miembros de la aldea de Qusra en Nablus fue detenida el pasado lunes. El centro alerta de que más de 60 niños y 21 mujeres, incluidas tres madres de prisioneros, han sido detenidas.
También se subraya las detenciones del periodista palestino Adib Barakat Al Atrash y el académico Adnan Abu Tabbaneh, en Cisjordania.
Esta oleada de detenciones llega después de que el Gobierno de Benjamin Netanyahu amenazara con tomar represalias por el ataque palestino contra un centro comercial en Tel Aviv que se saldó con cuatro muertos, a principios de junio.
La primera medida de Netanyahu fue cancelar unos 83.000 permisos que había aprobado a ciudadanos palestinos, incluidos los concedidos para visitar a familiares en Israel y los otorgados a residentes en la Franja de Gaza para rezar en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.
Por su parte, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, condenó el ataque de Tel Aviv, pero también alertó de posibles excesos en la respuesta israelí. Zeid comparó las represalias de Israel como un "castigo colectivo prohibido" y advirtio de que aumenten "la sensación de injusticia y frustración".
"Israel tiene la obligación de hacer que los responsables rindan cuentas de sus actos y eso es lo que está haciendo. Sin embargo, las medidas tomadas contra toda la población castigan no sólo a los autores del delito, sino a decenas, quizás cientos de miles de palestinos inocentes", apuntó una portavoz de la ONU.