Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los talibán paquistaníes reclaman la autoría del atentado en un centro de vacunación de Quetta

El grupo armado Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, ha reclamado la autoría del atentado perpetrado este miércoles frente a un centro de vacunación contra la polio en la localidad de Quetta (oeste).
La reclamación de la autoría del ataque, que se ha saldado con 15 muertos y 25 heridos, ha llegado a través de un correo electrónico enviado a periodistas, según ha informado el diario local 'Dawn'.
La cadena de televisión local Geo TV ha detallado que los muertos son doce policías, un paramilitar y dos civiles, al tiempo que ha agregado que entre los heridos hay ocho que se encuentran en estado crítico.
"La explosión ha sido causada aparentemente por un terrorista suicida", ha dicho el ministro del Interior de la provincia de Baluchistán, Mir Sarfaraz Bugti, quien ha condenado lo sucedido.
El subinspector general de la Policía de Quetta, Syed Imtiaz Shah, ha detallado que en el atentado han sido utilizados siete kilogramos de explosivos, destacando que los agentes "entregaron sus vidas para proteger a los trabajadores sanitarios".
Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, se ha unido a las condenas, subrayando que "nada justifica el terrorismo". Asimismo, ha reclamado a las autoridades que lleven a los responsables ante los tribunales.
El atentado ha sido perpetrado en el último día de una campaña de vacunación contra la polio en Quetta y otras localidades de la provincia, si bien la misma ha sido suspendida en la capital de Baluchistán tras el ataque.
La campaña, que se iba a extender precisamente durante tres días, tenía como objetivo vacunar a 2,4 millones de niños menores de cinco años de edad, entre ellos más de 55.000 refugiados afganos.
Pakistán es uno de los tres países del mundo donde la poliomielitis sigue siendo endémica. Los intentos de erradicar la enfermedad se han visto obstaculizados por las acciones de los talibán y por los ataques a los equipos de vacunación.
La poliomielitis es altamente contagiosa y afecta principalmente a los niños menores de cinco años causando parálisis, a menudo permanente. No hay una cura para la enfermedad y la única forma de controlarla es prevenirla con una vacuna.