Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El partido del alcalde de Iguala investigará a todos sus candidatos

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenecía el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, investigará a todos sus candidatos que se presenten a las próximas elecciones, previstas para 2015, según ha asegurado su recién elegido presidente, Carlos Navarrete, en el IX Consejo Nacional del PRD, celebrado este fin de semana.
"No podemos seguir postulando candidatos solo porque son los que pueden ganar elecciones, sin evaluar su fama pública, su trayectoria, su honestidad. No podemos seguir ganando gobiernos o llevando legisladores a las cámaras sin evaluar su desempeño, sin fortalecer su gestión, sin actuar cuando haya indicios de comportamientos indebidos", ha destacado Navarrete, quien ha recordado que el alcalde de Iguala ya fue expulsado del partido por el caso de Iguala.
Un trágico suceso, por el que el PRD ha tenido que sortear innumerables críticas, pues familiares de asesinados y desaparecidos en Iguala han señalado que hacía tiempo que era conocida la vinculación de Abarca con el crimen organizado, y que nadie había hecho nada al respecto.
Algo que también se le achaca al gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre, miembro del PRD y que parece no estar dispuesto a dimitir de su cargo, pese a que numerosos ciudadanos y la oposición lo reclaman, ya que, según denuncian, conocía la forma de actuar de Abarca.
Pero el Consejo Nacional del PRD ha querido mostrar su apoyo a Aguirre y ha aprobado, por mayoría de votos, que no le exigirá que abandone el Gobierno estatal. Se oponen así a la postura del Partido de Acción Nacional (PAN), del exmandatario Felipe Calderón, que plantea que sea el Senado, quien le obligue a abandonar el poder.
Navarrete, que ya ha pedido perdón por lo sucedido en Iguala, ha reconocido en el Consejo del Partido, que en la contienda electoral, los 'perredistas' pusieron el énfasis en ganar votos, más legisladores, gobiernos estatales y municipales, y se descuidó la trayectoria de los candidatos que aspiraban a ocupar el poder.
"En nuestras filas hay preocupación, solidaridad con los muchachos desaparecidos y sus familias, el inicio de una reflexión autocrítica, dolor ante los acontecimientos y reconocimiento de los errores cometidos", ha defendido el líder del partido del Sol Azteca.
Además, ha exigido al Gobierno de Enrique Peña Nieto que intensifique la búsqueda de los jóvenes normalistas y dé a conocer los resultados de las investigaciones que se está realizando en Iguala.
CASO IGUALA
Los 43 'normalistas' desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre en el marco de una protesta contra al reforma educativa del Gobierno mexicano que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.
Se sospecha que estos 43 'normalistas' han sido víctimas de la organización criminal Guerreros Unidos, a la que algunos señalan como el brazo armado de los gobiernos municipales de la zona, por lo que las autoridades mexicanas intentan identificarlos entre los restos hallados en fosas comunes.