Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El partido del primer ministro Abe sufre una clara derrota en los comicios de Tokio

El partido Primera Asociación de Vecinos de Tokio (Tomin First) de la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, ha ganado las elecciones a la Asamblea Metropolitana de Tokio celebradas este domingo, según resultados ya oficiales y definitivos que certifican la debacle del Partido Liberal Democrático (PLD) del primer ministro Shinzo Abe.
Tomin First ha conseguido 49 de los 127 escaños de los que está compuesta la Asamblea, a los que habría que sumar los 23 obtenidos por el partido Komeito, afín a Koike. Esa misma cifra ha conseguido el PLD, que antes controlaba 57 escaños.
"El resultado es mucho mejor de lo que esperábamos. Nuestros candidatos son todos nuevos y esta nueva formación convertirá a la Asamblea en algo completamente distinto", ha afirmado Koike en declaraciones a Fuji TV.
Además, ha rechazado las especulaciones sobre las posibles consecuencias negativas del incremento de su poder político. "El nuevo gobierno metropolitano será mucho más transparente y les dará a los vecinos de Tokio más oportunidades que nunca para vigilar lo que hacemos", ha asegurado Koike.
El líder del PLD en la prefectura de Tokio, Hakubun Shimomura, ha reconocido que los escándalos a nivel nacional han afectado a los resultados de la formación, los peores del registro histórico. "Es un resultado muy duro. Lo ocurrido a nivel nacional nos ha llevad a este revés. Me siento responsable", ha apuntado en declaraciones a la agencia de noticias Kiodo.
Los comicios han sido interpretados como un referéndum del primer año de Koike al frente del gobierno de Tokio, una ciudad con 11 millones de habitantes, pero también se leen en clave nacional, ya que tradicionalmente una derrota en Tokio es la antesala de una derrota a nivel nacional.
Ahora todo apunta a que Koike podría armar una alternativa a nivel nacional al Gobierno de Abe, quien podría plantearse si se presenta a liderar al PLD en septiembre de 2018.