Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro policías y militares turcos muertos en las últimas horas en acciones del PKK

Cuatro policías y militares han muerto en las últimas horas en el sureste de Turquía de mayoría kurda en acciones atribuidas a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
Dos policías murieron y otro más resultó herido de carácter crítico por disparos de miembros del PKK en la noche del domingo en un control policial en Tayfur Sökmen, en la provincia de Hatay, fronteriza con Siria, según han informado este lunes las autoridades. El vehículo utilizado por los miembros del PKK para huir tras el tiroteo fue hallado abandonado en el distrito de Alahan.
Por otra parte, dos soldados turcos han muerto este domingo a causa de la explosión de una bomba en la provincia de Bitlis. La bomba ha estallado en la carretera que conecta Tatvan y Hizan y ha herido a un civil que se encontraba en el lugar.
El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra la guerrilla tanto en el país como en el norte de Irak desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el PKK en julio de 2015.
A partir de entonces se han reanudado los enfrentamientos, combates y ataques, en una región ya marcada por la violencia de la guerra de Siria y las acciones del grupo terrorista Estado Islámico en este país y en Irak.
La ruptura del alto el fuego tuvo lugar poco después de que Gobierno y guerrilla firmaran los conocidos como acuerdos de Dohmalbace para avanzar en las conversaciones de paz y tras la histórica entrada en el Parlamento del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).