Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes políticos griegos se reúnen con el presidente tras las violentas manifestaciones

La reunión de todos los responsables con el presidente griego sólo está prevista para los momentos de suma gravedad. El país está sumido en un caos tras la quiebra económica y la reacción ciudadana a las medidas de austeridad tomadas por el Gobierno.
Este jueves, además, está previsto que el Parlamento vote las medidas de austeridad necesarias para que se produzca el rescate financiero del país mientras que los ciudadanos están llamados a una nueva jornada de protestas por las decisiones del Ejecutivo.
Ayer, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu manifestó su consternación por la muerte de tres personas en las multitudinarias protestas en Atenas contra el plan de austeridad adoptado por el Gobierno.
"Estamos profundamente consternados por la injusta muerte de esas tres personas, nuestros compatriotas, que fueron víctimas de un acto homicida", dijo Papandreou durante una intervención en el Parlamento, donde se celebraba un debate sobre el plan, en la que prometió llevar a los responsables ante la Justicia.
También defendió las medidas con las que se espera ahorrar al Estado 30.000 millones de euros, sobretodo mediante el recorte de los salarios públicos y las pensiones, y dijo que el Gobierno no abandonará su lucha para salvar al país de la ruina. "Tomamos esas decisiones para salvar al país", aseguró. "La alternativa sería la bancarrota", añadió.
Según las autoridades, tres empleados del banco Marfin, dos hombres y una mujer, murieron asfixiados después de que un grupo de manifestantes violentos lanzaran cócteles molotov contra un edificio comercial de dos plantas que albergaba una sucursal de la entidad.
"La gran participación en la huelga de este miércoles y la multitud que ha inundado las calles de Atenas (...) envían un mensaje al Gobierno: No dejaremos pasar las medidas de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional", señaló el primer ministro. EPF