Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente nigeriano alerta de que el sur de Libia "se ha convertido en un bazar de armas"

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha defendido que los esfuerzos del Gobierno han contribuido a la recuperación de territorios bajo el control del grupo terrorista Boko Haram y a la degradación de sus capacidades pero ha avisado del peligro que representa Libia para la seguridad de la región y más allá, tras alertar de que el sur del país "se ha convertido en un bazar de armas".
"La tierra ingobernada del sur de Libia se ha convertido en un animado bazar de armas que amenaza la seguridad del Sahel, la región del África occidental y más allá", ha subrayado ante el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo. "Tenemos que intensificar nuestros esfuerzos para encontrar una solución duradera a la crisis libia", ha reclamado, expresando su "preocupación seria" por la situación en este país.
Buhari ha subrayado los esfuerzos del Gobierno nigeriano para encontrar "una solución" a la amenaza que representa Boko Haram recurriendo al uso de la fuerza "mínima" necesaria para combatir a los terroristas y ha defendido que la reorganización en el despliegue de sus fuerzas armadas ha permitido recapturar territorios bajo el control de la organización terrorista, cuyas capacidades "han sido degradadas" y sus actividades "han sido reducidas al Bosque Sambisa".
"Boko Haram ha recurrido ahora a ataques a objetivos blandos como mercados, mezquitas, iglesias, utilizando a menores inocentes" para detonar explosivos, ha denunciado el mandatario.
AGRADECIMIENTO A LA UE
Buhari ha agradecido a los países de la UE que han brindado "asistencia variada" para contribuir al "éxito de las fuerzas militares nigerianas" contra Boko Haram y ha recordado que "muchos Estados miembro de la Unión Europea han prometido apoyar los esfuerzos" de las autoridades nigerinas para rescatar "con vida" a las niñas secuestradas por la organización terrorista en una escuela de Chibok en 2014 y permitir que se reúnan con sus familias. "Sigo plenamente comprometido con esta promesa", ha asegurado.
También ha agradecido la colaboración de la Unión Europea "especialmente en las áreas del apoyo técnico, la consolidación de las capacidades y la ayuda al desarrollo" y ha reiterado el interés del Gobierno en promover el diálogo político y la cooperación con la UE.
No obstante, el presidente nigeriano ha admitido que en el caso del acuerdo de asociación económica entre la UE y los países del África occidental todavía deben resolverse algunas cuestiones para que Nigeria se sume, esgrimiendo la preocupación por "el impacto negativo" potencial del acuerdo para el programa de industrialización en el país.
Buhari ha asegurado que "comparte" las "preocupaciones" de los europeos por la llegada de inmigrantes de África y ha defendido los "esfuerzos concertados" del país "para hacer frente al factor de empuje que afecta a la inmigración especialmente de Nigeria", incluido en materia de formación de los jóvenes, para reforzar sus capacidades a través de programas de Formación Profesional para que puedan autoemplearse y para crear riqueza y empleo en sectores como la explotación de minerales.
El mandatario nigeriano también ha pedido la colaboración europea para atajar "el bunkering ilegal". "Los que quieren invertir en nuestro país tienen enormes oportunidades de hacerlo", ha asegurado, al tiempo que ha planteado, de forma "recíproca", eximir de visados a los diplomáticos nigerianos que asisten a reuniones y conferencias en Europa.