Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los principales grupos armados del Azawad crean una coordinación militar que reagrupa sus estructuras

Los movimientos del Azawad han anunciado este martes su decisión de crear una coordinación militar en el norte del país que reagrupa las estructuras de los tres principales movimientos de la zona para hacer frente a la situación de seguridad y proteger a sus habitantes.
El representante en Europa del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), Musa ag Assarid, ha detallado que la decisión fue adoptada durante un encuentro celebrado en la localidad de Anefis entre el domingo y el lunes entre la formación, el Alto Consejo para la Unidad de Azawad (HCUA) y el Movimiento Árabe del Azawad (MAA).
Esta nueva estructura estará integrada por diez oficiales y la comandancia será ocupada por Mohamed ag Nayim, según ha informado la emisora Radio France Internationale. El objetivo de la misma será hacer frente a los ataques de las milicias islamistas y de las fuerzas gubernamentales.
Así, los tres grupos han destacado que "la coordinación se inscribe en línea con la demanda formulada por la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) de contener y erradicar toda forma de inseguridad" en el norte del país.
En este sentido, los citados grupos del Azawad han acusado a las fuerzas gubernamentales de apoyar a los "elementos" que atacan sus posiciones y amenazan a la población de la zona. Pese a ello, han reiterado su compromiso con el acuerdo de alto el fuego firmado con Bamako en mayo.
Los tres principales grupos rebeldes unificaron en julio sus posiciones de cara a las negociaciones con el Gobierno celebradas en Argelia, durante las que se aprobó una 'hoja de ruta' hacia la paz que contempla la negociación de las "cuestiones sustanciales" de las disputas en un proceso de diálogo.
LA LUCHA EN EL AZAWAD
En abril de 2012, el MNLA arrebató todo el norte de Malí, de mayoría tuareg, a las tropas gubernamentales en una rebelión cuyo fin último era la independencia, pero la revuelta fue enseguida secuestrada por tres grupos islamistas: el Movimiento de Unidad para la Yihad en África Occidental (MUYAO), Ansar Dine y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI).
A pesar de la declaración de independencia formulada entonces por el MNLA, ni Malí ni la comunidad internacional reconocieron el paso dado por el grupo tuareg, y finalmente el avance de los 'yihadistas' provocó la intervención militar francesa, que provocó su repliegue.
En la actualidad, las milicias islamistas que continúan dispersas en el territorio maliense, especialmente en la zona norte, cerca de la frontera con Argelia, continúan llevando ataques esporádicos contra las fuerzas malienses y del MNLA.
Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.
Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.