Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario de Defensa de EE.UU. viaja a Asia para reforzar las alianzas frente a Corea

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, emprendió hoy un viaje a Asia para "reforzar" las alianzas con sus socios en el continente frente a las amenazas de Corea del Norte.
Gates participará en la cumbre conocida como "Diálogo de Shangri-La", dos días después de que Corea del Norte hiciera una prueba nuclear, tema que, aunque no será el único, se espera que sea el central del encuentro.
"Evidentemente se va a tratar", dijo un funcionario del Pentágono bajo condición de anonimato, "es un asunto que está en constante cambio".
"Estamos buscando tener un diálogo con nuestros aliados y nuestros amigos y trabajar conjuntamente en lo que debería ser una respuesta adecuada", agregó.
El informante destacó que la intención de Estados Unidos es "trabajar con Asia sobre los problemas que tiene Asia".
No obstante, "sería justo decir que nuestra posición difícilmente afectará a Corea del Note de manera directa, pero sí podemos reforzar y profundizar en nuestras relaciones con nuestros aliados y nuestros amigos", reconoció.
El secretario Gates se reunirá por primera vez con los ministros de defensa de Corea del Sur, Lee Sang-hee, y Japón, Yasukazu Hamada, informaron el Pentágono en un comunicado, así como con un alto oficial militar chino.
Los tres países, miembros del grupo de negociaciones a seis bandas para conseguir la desnuclearización de Corea del Norte (en la que también participan esta nación, Rusia y China), han expresado su rechazo a las pruebas realizadas en los últimos días.
Gates impartirá la conferencia inaugural del evento y discutirá sobre un amplio conjunto de cuestiones de seguridad.
Estados Unidos tiene desplegados en la zona 250.000 militares, que representan una quinta parte del total de la fuerza militar estadounidense.
Corea del Norte llevó a cabo la madrugada del pasado domingo una prueba nuclear, la segunda en la historia de ese país, y el lanzamiento de tres misiles de corto alcance.
El Consejo de Seguridad de la ONU ha considerado que esto supuso una "clara violación" de sus resoluciones y estudia posibles sanciones como hizo con la anterior prueba nuclear realizada por Pyongyang, en octubre de 2003.