Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario general de la OSCE llama a la calma y el diálogo en el este de Ucrania

El secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier, ha mostrado su preocupación por la violencia de los últimos días en el este de Ucrania y ha llamado a todas las partes a establecer un diálogo pacífico.
"La información que hemos recibido de los observadores de la OSCE que trabajan sobre el terreno es preocupante. Han registrado revueltas violentas en Donetsk, Luhansk y Jarkiv, en las que se han producido heridos y enfrentamientos entre manifestantes y Policía, así como entre representantes de los diferentes partidos y grupos políticos", ha declarado Zannier.
"Es esencial que se tomen las medidas adecuadas para evitar que la violencia y la tensión aumenten en el futuro", ha añadido.
Zannier ha destacado que la misión especial de la OSCE en Ucrania puede ayudar a reducir la tensión, a través de una observación cercana y el registro de los actos y opiniones de las personas involucradas.
Tres equipos de la OSCE han trabajado en Donetsk, Luhansk y Jarkiv desde marzo. Su despliegue ha respondido a la decisión del Consejo Permanente de la organización de mandar una misión especial de observación a Ucrania por un periodo inicial de seis meses, en la que están representados 39 países miembros de la organización.
La misión cuenta con 100 observadores civiles, aunque podrían aumentar hasta los 500. El operativo se ha aprobado para todo el territorio de Ucrania, pero los observadores han sido desplegados inicialmente en Jerson, Odesa, Leópolis, Ivano Frankivsk, Jarkiv, Donetsk, Dnepropetrovsk, Chernivtsi, Luhansk y Kiev. Cualquier cambio en el despliegue está sujeto a la decisión de los 57 países miembros de la OSCE.