Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos cinco soldados de EEUU muertos en un atentado suicida en Mosul

Iraquíes comprueban los daños en un vehículo tras los enfrentamientos entre soldados estadounidenses y milicianos iraquíes en Sadr City, Bagdad, el 28 de abril de 2008. EFE/Archivotelecinco.es
Al menos cinco soldados estadounidenses murieron hoy en un atentado suicida con un camión bomba contra una base conjunta del Ejército de EEUU y de la Policía iraquí en Mosul, según el mando militar norteamericano y fuentes del Ministerio de Interior iraquí.
Las fuentes del Ministerio de Interior señalaron a Efe que el ataque ocurrió en el barrio de Al Mansur, en el sur de la ciudad, a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, y dejó, además, tres policías iraquíes muertos y al menos 60 heridos.
Por su parte, el mando militar estadounidense en Irak confirmó en un comunicado la muerte de los cinco soldados de EEUU, además del fallecimiento de dos policías iraquíes.
En cuanto a los heridos, según las cifras del Ejército estadounidense, hay un uniformado de EEUU y veinte ciudadanos iraquíes, la mayoría agentes de la policía.
En declaraciones a la cadena de televisión estatal Al Iraqiya, el portavoz del Ministerio del Interior, general Abdelkarim Jalaf, dijo que el camión llevaba unos 1.000 kilos de explosivos y estalló antes de llegar a su objetivo por los disparos efectuados por los efectivos de seguridad, apostados en los accesos a la base.
Se trata del ataque más mortífero en el que hay implicados militares estadounidenses desde el perpetrado el 10 de marzo de 2008 cuando cinco uniformados fallecieron en un atentado suicida contra una patrulla del Ejército de EEUU en el oeste de Bagdad.
Con estas víctimas, el número de soldados estadounidenses muertos en Irak, desde la invasión de marzo de 2003, asciende ya 4.271 uniformados.
Este atentado ocurre en un momento en el que EEUU se prepara para comenzar el repliegue de sus tropas del país árabe con la retirada el próximo septiembre de 12.000 de los 147.000 militares presentes en Irak.