Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fenómeno de los "soldados astronauta" que abandonan sus puestos golpea al Ejército de Irak

Muchos soldados entregan sus salarios a sus superiores para que estos les den una licencia
El Ejército iraquí viene sufriendo en los últimos meses de lo que se ha dado en llamar "fenómeno astronauta", soldados que optan por abandonar sus puestos o no presentarse cuando se les envía a una operación por temor por sus vidas y que prefieren mantenerse alejados del campo de batalla frente a los yihadistas de Estado Islámico.
El término "astronauta" se ha acuñado en Irak para referirse a estos soldados que están pululando por ahí y no están donde deberían estar como miembros del Ejército.
"El fenómeno astronauta está destruyendo al Ejército iraquí", ha reconocido el oficial Kadhin al Shammari en declaraciones al portal de noticias iraquí 'Niqash'. "Hay altos oficiales que están llegando a acuerdos con decenas de sus hombres, dándoles vacaciones durante meses a cambio de parte o todo el salario de estos", ha explicado.
Abbas al Saadi es un soldado que debería estar destinado cerca de Tikrit, al noroeste de Bagdad, donde su unidad está enfrentándose a los milicianos de Estado Islámico, pero en lugar de ello está trabajando como taxista.
"Si me mataran, ¿quién cuidaría de mi mujer y tres hijos?", pregunta. "Me encanta el Ejército pero me preocupa Estado Islámico. No solo matan a soldados en la batalla, los decapitan y los queman. Por eso decidí entregar todo mi salario al oficial a cargo de nuestra unidad para que me registrara como ausente con permiso", explica.
Según 'Niqash', otros soldados como él que han decidido entregar sus salarios a sus superiores para abandonar su puesto, aseguran que volverán pero están a la espera de que sus unidades sean enviadas a zonas menos peligrosas antes de hacerlo.
De acuerdo con el comité parlamentario de Seguridad y Defensa hay miles de soldados como Al Saadi. También figuran entre los 'soldados astronautas' los militares que escaparon durante enfrentamientos y ataques de Estado Islámico y nunca regresaron a sus unidades, sino que volvieron a sus casas.
UNIDADES DIEZMADAS
"Una unidad del Ejército debería tener 500 hombres pero en lugar de ello el 'fenómeno astronauta' podría significar que solo tenga 300", ha subrayado Al Shammari. "Esto significa que la carga de trabajo para el resto de soldados aumenta y que tienen menos periodo de descanso y más responsabilidad", ha resaltado.
Por ejemplo, ha precisado a 'Niqash', algunos soldados ahora solo tienen una semana de permiso tras 40 días seguidos de trabajo, cuando deberían tener una semana cada 21 días.
Por otra parte, la corrupción en las filas del Ejército iraquí se ha agravado desde que en 2007 se introdujo el nuevo código militar penal ya que, aunque se estipulan duras penas para los soldados que se ausenten de su puesto sin permiso, especialmente en tiempos de guerra, apenas se aplican.
"Nuestras fuerzas de seguridad tienen un gran problema en lo que se refiere a no aplicación de la legislación militar", ha lamentado el diputado Mathhar al Janabi, miembro de la comisión parlamentaria de Seguridad y Defensa en declaraciones a 'Niqash'.
"Esto hace que los miembros del Ejército no teman realizar actos ilegales, como ausentarse sin permiso, matar de forma ilegal y no cumplir con sus obligaciones militares", ha incidido.
El elevado número de soldados fuera de sus puestos fue uno de los temas que se abordó en una reunión confidencial la semana pasada del citado comité parlamentario a la que asistió el teniente Rasheed Flaih, a cargo de las operaciones del Ejército en la provincia de Anbar, en el oeste del país y controlada en buena medida por Estado Islámico.
"Los participantes en la reunión discutieron sobre los distintos asedios a los que está sometido el Ejército en Anbar y cuántos soldados están murieron a manos de la organización terrorista Estado Islámico", ha explicado uno de los asistentes a 'Niqash'.
"También se discutió el hecho de que ha habido un incremento en el número de soldados iraquíes que abandonan las zonas en las que temen que pueda haber acción, como las provincias de Anbar, Salahudin y Diyala. Esto significa que hay menos soldados de los previstos en los campos de batalla", ha precisado.