Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cable tecnológico de última generación conectará Japón, Malasia, Singapur y Filipinas

(Esta noticia corrige a la anteriormente transmitida con el mismo titular)
El nuevo cable tecnológico submarino de último generación, de 7.800 kilómetros de extensión y con capacidad para transferir 40 gigabytes por segundo se ha abierto al tráfico en Asia y conectará Japón, Malasia, Singapur y Filipinas.
El denominado Cable Asiático Express (ASE) es tres milisegundos más rápido que cualquier otro cable submarino entre Singapur y Tokio y, aunque el aumento de la velocidad pueda parecer pequeño, podría resultar crucial para las operaciones financieras realizadas fuera de la región, según ha informado la cadena de televisión pública británica BBC.
Las "operaciones de alta frecuencia", controladas por ordenadores, implican la realización de miles de transacciones en menos de un segundo y determinadas por un programa que rastrea las condiciones del mercado.
"La información es recibida por los bancos al mismo tiempo porque los procesadores de los ordenadores tienen la misma velocidad", ha afirmado el analista Ralph Silva. Este nuevo cable "marcará grandes diferencias" y el banco que "consiga antes la transacción, gana", ha añadido.