Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tribunal aplaza al 18 de junio el veredicto contra Mursi por espionaje

El Tribunal de El Cairo ha decidido aplazar al próximo 18 de junio el veredicto contra el ex presidente Mohamed Mursi por su supuesta entrega de documentos secretos a Qatar, según se ha decidido al término de una sesión donde seis personas, entre ellas dos periodistas de la cadena panárabe Al Yazira, han sido condenadas a muerte -- en una sentencia pendiente de revisión -- por esta misma acusación.
Los tres periodistas han sido condenados 'in absentia', lejos del alcance de las autoridades egipcias en el momento de recibir estas sentencias serán ratificadas o aliviadas precisamente el mismo día 18 de junio, previa consulta con la más alta autoridad religiosa suní del país, el Gran Mufti.
Los periodistas de Al Yazira han sido identificados como Alaa Omar Sablan e Ibrahim Mohamed Helal. Junto a ellos también ha recibido la misma sentencia el reportero egipcio Asmaa Al Jateb, de la cadena egipcia Rassd, afín a la ilegalizada organización egipcia Hermanos Musulmanes a la que pertenecía Mursi, derrocado en un golpe de estado el pasado mes de junio de 2013.
Los dos reporteros de Al Yazira estuvieron presentes cuando Al Jateb, según la Fiscalía egipcia, entregó fotocopias de papeles de estado a un agente de los servicios de inteligencia qataríes, aliados del ex presidente islamista. Los originales habrían sido filtrados originalmente por Mursi, quien entregó estos documentos a su secretario personal, Amin El Serafi, a su vez el responsable de su entrega a las autoridades qataríes.
La defensa argumenta por contra que los documentos fueron extraídos del palacio presidencial para su protección durante las protestas previas al golpe de estado militar contra Mursi y no presentan indicios de manipulación. La cadena, por su parte, ha rechazado en múltiples ocasiones las acusaciones de colaboración con el expresidente egipcio o con su antiguo gabinete.