Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal italiano dicta 28 años de cárcel para Amanda Knox y 25 para su exnovio

Amanda Knox, a su rebreso a Seattle. Foto: Gtres.telecinco.es

Un tribunal de Florencia ha condenado este jueves a la estadounidense Amanda Knox a 28 años de cárcel y a su exnovio Rafael Sollecito a 25 por matar a puñaladas en 2007 de su compañera de piso, Meredith Kercher. Las penas son mayores que las dictadas en primera instancia contra ambos y que quedaron revocadas en apelación.

De los acusados, en la sala únicamente se encontraba Sollecito. Ha asistido acompañado de su padre, Francesco, que afirmó ante los periodistas que asistir a la lectura de la sentencia supone "una elección de valentía y respeto". El padre del acusado también mostró su "confianza en la justicia", según la prensa italiana.
Sin embargo, Knox permanece en Seattle, por lo que Italia debería solicitar ahora una orden de extradición, lo que puede plantear problemas debido a que las leyes estadounidenses prohíben que una persona pueda ser juzgada dos veces por el mismo delito.
Este veredicto es el tercero que obtienen los principales acusados, después de que el Tribunal de Casación --máxima instancia judicial del país-- anulase en marzo la absolución de Knox y Sollecito y ordenase la repetición del juicio, que esta vez ha tenido lugar en Florencia.
En su veredicto, el Tribunal de Casación aceptó el recurso interpuesto por el fiscal general, que argumento que los hechos presentados para la absolución de los sospechosos "no se sustentan". El tribunal también rechazó el recurso de Knox contra su condena a tres años de prisión por calumnias a Patrick Lumumba, al que acusó de haber asesinado a Meredith Kercher.
Sin embargo, la estadounidense no tuvo que cumplir la condena al haber permanecido cuatro años en prisión, en base a la condena a 26 años que dictaminó el tribunal de primera instancia de Perugia, donde se cometió el asesinato.
Knox es la principal acusada del delito de homicidio por la muerte en noviembre de 2007 de su compañera de piso, la británica Meredith Kercher, que apareció en el apartamento con 43 puñaladas. El italiano Raffaelle Sollecito, entonces novio de Amanda, también fue acusado de participar en el asesinato.
La joven estadounidense ha reiterado en numerosas ocasiones su inocencia, y ha asegurado que la noche del homicidio se encontraba con Sollecito en el apartamento del italiano fumando marihuana y viendo la película 'Amelie'.