Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El magnate ruso Berezovsky puede pagar cantidad récord por su divorcio

Boris Berezovsky, disidente y empresario ruso. EFE/Archivotelecinco.es
El magnate ruso Boris Berezovsky, que vive exiliado en Gran Bretaña, puede tener que pagar a su segunda esposa cerca de 120 millones de euros por el divorcio solicitado por ésta, según calcula hoy el diario The Guardian.
La esposa, Galina, ganó este jueves a su esposo un pleito en el alto tribunal de Londres, y, según algunas fuentes, el industrial podría tener que pagar una cantidad récord en un caso de divorcio.
La pareja estuvo casada dieciocho años y tienen dos hijos aunque los cónyuges llevan separados desde mediados de los noventa.
Galina, que se describe como "ama de casa" en los documentos presentados al tribunal, vive con sus hijos adolescentes en un "penthouse" que da al Hyde Park londinense, mientras el magnate habita en una gran finca en el condado de Surrey junto a Yelena Gorbunova, a la que lleva unido quince años, de la que tiene también dos hijos, y con la que planea casarse ahora.
La fortuna personal de Berezovsky, que éste hizo tras separarse de su segunda esposa, se ha calculado en más de 1.200 millones de euros.
Berezovsky tiene supuestamente una casa en Cap d'Antibes (sur de Francia), en la que vive su madre, de 86 años, y un chalet en Cap Ferrat, también en la Costa Azul francesa.
Galina, de 51 años, presentó al parecer la demanda de divorcio, irritada por el hecho de que aparecieran informaciones en las que se calificaba a Yelena Gorbunova de "esposa" de quien era legalmente su marido.
La cantidad récord pagada hasta ahora en un caso de divorcio son los 48 millones de libras (unos 57 millones de euros al cambio actual) que un juez atribuyó en 2007 a la esposa del magnate de seguros John Charman.
Berezovsky y Galina se conocieron en 1981, cuando el hoy magnate era un profesor de matemáticas en Moscú y ganaba sólo el equivalente a 70 euros al mes.
Luego se dedicó a vender automóviles y fundó el primer concesionario de Mercedes en la antigua Unión Soviética antes de convertirse en uno de los primeros oligarcas rusos, cuando el presidente de ese país, Boris Yeltsin, vendió los activos del Estado a sus amigos.
Berezovsky adquirió Sibneft, una empresa petrolera recién creada, y se convirtió en primer accionista del principal canal ruso de TV, ORT, que transformó en un vehículo de propaganda para Yeltsin en la campaña para las elecciones presidenciales de 1996.
Berezovsky se casó con Galina en 1991 tras divorciarse de su primera esposa, Nina, de la que tiene otros dos hijos. EFE