Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En el menú se ofrece queso de leche materna

En el menú de un restaurante neoyorquino se lee un plato curioso y absolutamente natural. Un queso elaborado a partir de leche materna. El chef Daniel Angerer, propietario de Klee Brasserie, ubicado en la ciudad de los rascacielos quiso aprovechar el estado de su esposa para preparar esta 'delicatessen' y sorprender a sus clientes, según publica ''. Foxnews
"Su sabor es como el del queso de leche de vaca, pero un poco más dulce, quizás", aseguró Angerer al periódico 'New York Post'.
 Además, explicó que no siempre sabe igual, porque "depende de con qué acompañas y de lo que coma la madre". Para este chef con ideas originales, el mejor compañero de este queso es el vino vino Riesling.
La esposa de Angerer tenía tanta leche materna que le sobraba, así que pensaron en donarla. El proceso era tan largo y engorroso que a él, "un cocinero", se le ocurrió hacer queso.
El queso materno, en el menú de un restaurante de Nueva York.

(El queso materno, en el menú de un restaurante de Nueva York. )

Angerer, conocido por sus presentaciones en el popular programa 'Iron Chef', revela que la leche materna no cuaja bien por su contenido proteíco, por lo que un mugido ayuda al proceso, cuenta en tono de broma.
El cocinero ya había escrito en su blog sobre sus experimentos con leche humana y algunos de sus clientes le pidieron que la ofreciera en el restaurante.
Angerer afirma que la respuesta a su queso materno ha sido positiva, aunque reconoce que son pocos lo que lo prueban. Sin embargo, los que se han atrevido hablan de que su sabor es muy parecido al queso provolone o al goudard.
Los críticos, por su parte, no ven con buenos ojos, el nuevo producto de Angerer. "El consumo de leche materna podría exponer a los consumidores a enfermedades infecciosas, como la hepatitis y el VIH", escribió el doctor Manny Álvarez en su blog de 'Fox News Salud'.
El experto afirma que las personas deben considerar los riesgos asociados con el consumo de cualquier tipo de alimentos o bebidas que contengan fluidos humanos.
Para el innovador chef, sin embargo, las ventajas son imnumerables: "Es un producto natural,  sin hormonas, la cosa más nutritiva del planeta".