Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ésta es la mujer más triste del mundo

Melissa BroderFACEBOOK

Melissa Broder convirtió el hecho de estar deprimida en un negocio muy rentable. Mientras le daba un ataque de ansiedad en el trabajo decidió crear @sosadtoday, la cuenta de Instagram que poco tiempo después la haría famosa y que, incluso, le daría la oportunidad de escribir un libro.

Melissa, desde muy pequeña, había sufrido de ataques de ansiedad. Has la más pequeña posibilidad de que algo saliera mal o que se diera la posibilidad de un accidente la aterraba. Con el paso del tiempo, esta ansiedad fue evolucionando con ella, hasta que en 2012 alcanzó unos niveles muy altos. “Sentía que no podía trabajar. Me sentaba y me echaba a temblar, Un día en mi mesa sentí que me moría”, aseguraba la joven de 30 años y residente en California al diario 'Daily Mail'. En uno de esos días, Melissa cogió su móvil y comenzó a twittear sus sentimientos
(Traducción: "Emoción del momento: no")
De esta forma, Melissa encontró el alivio. Sus tweets, aunque angustiosos, empezaron a resultarle divertidos a muchos usuarios de la red social, Su círculo de seguidores creció y creció, hasta que un día se encontró con que la mismísima Katy Perry había respondido a uno de sus tweets.
Durante años, se mantuvo en el anonimato, pero finalmente le concedió una entrevista a la revista Rolling Stones en la que se pudo ver por primera vez su cara. Nadie se esperaba que detrás de esos deprimentes mensajes se encontrara una joven delgada y de pelo rubio.

(Traducción: "Tengo tantos sentimientos y ninguno de ellos bueno")
Aunque su única intención era expresarse y ayudar a otras jóvenes como ella a sentirse mejor, la vida de Melissa ha pegado un giro y ha llegado incluso a publicar un libro de poesía en el que expresa, sin limitarse a los 140 caracteres, sus más tristes sentimientos.