Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AM-26J-Susana Díaz insiste en que Sánchez tiene que ganar para ser presidente y dice que su principal apoyo es Andalucía

No se pronuncia sobre si se abstendrían en el caso de que el PP sea la primera fuerza y dice que el debate interno se hará tras el 26J
La presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, ha insistido este miércoles en que el PSOE tiene que salir a ser la primera fuerza el próximo 26 de junio y ha asegurado que quiere asistir "cuanto antes" a la investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "porque haya ganado las elecciones". Y para eso, ha dicho, su federación será su "principal apoyo" y así lo verá esa misma noche en número de votos.
Así lo ha asegurado la también secretaria general del PSOE de Andalucía durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, al que ha asistido una amplia representación de su Gobierno. En representación de la dirección federal ha estado el secretario de Organización, César Luena.
Díaz ha insistido en que el PSOE tiene que salir a ganar porque "no sabe hacer otra cosa" y ha garantizado que ella se implicará al máximo para que haya un buen resultado, porque lo que le preocupan, ha recalcado, son los españoles. Y se ha mostrado dispuesta a coincidir con el candidato a La Moncloa en todos los actos que quiera.
De hecho, ha recalcado que el "principal apoyo" que tiene Sánchez para ser presidente del Gobierno es el PSOE andaluz y para eso no hay "nada más que ver los votos" que aporta. "Me atrevería a decir que el próximo 26 de junio por la noche lo comprobarán, donde más respaldo, apoyo, encontrará el candidato socialista será en Andalucía", ha remachado, para después asegurar que "cuando se produzca esa investidura, al ganar las elecciones", seguirá siendo así.
CADA UNO HACE SUS EQUIPOS
Así ha respondido cuando se le ha preguntado qué le parece que en el 'gobierno en la sombra' designado por Sánchez no haya representantes de su federación. Díaz ha recalcado que cada uno nombra sus equipos de trabajo, pero ha insistido en que el "el principal apoyo que tiene Pedro Sánchez es Andalucía".
A partir de aquí, Díaz no ha querido pronunciarse sobre qué ocurriría si el PSOE es la segunda fuerza política y ha evitado contestar si cree que los socialistas deberían facilitar con su abstención un gobierno del PP, emplazando a hacer la misma pregunta al partido de Mariano Rajoy.
De la misma forma, ha rechazado entrar en cuestiones internas de su partido y, de hecho, ha defendido que en la campaña sólo hay que hablar de los problemas de la gente. Eso sí, preguntada acerca de si está dispuesta a presentarse al próximo congreso del partido, ha reconocido que el PSOE ha "aplazado un debate orgánico" porque ahora "no tiene sentido" hablar de sus asuntos internos.
Lo contrario, ha dicho, sería "injusto y poco generoso con los ciudadanos". "Ahora hay que hablar de España y de qué ofrecemos a España y una vez pasen las elecciones, y yo quiero estar en esa investidura de Pedro como presidente cuando gane las elecciones, el PSOE tendrá un proceso de reflexión interna y lo haremos como en otras ocasiones, nos escucharemos todos", ha remachado.
A partir de ahí, ha insistido en que, ahora, "quien esté pensando en lo interno no se está dando cuenta de la situación que está atravesando España". "Me parece grave", ha dicho Díaz, para después remachar que ella no va a "perder ni un minuto en cuestiones internas".
"Yo me voy a dejar la piel, no sé hacer otra cosa cuando llegan unas elecciones que intentar ganarlas", ha afirmado la presidenta, que ha asegurado que estos comicios los vive "con la misma intensidad" que si fuera ella la candidata, porque está pensando en el interés de los ciudadanos.
Y es que, en su opinión, España está pasando "uno de los momentos más convulsos, difíciles e inéditos de la democracia", dada la imposibilidad de formar un gobierno después de las elecciones del 20 de diciembre y la necesidad de volver a las urnas.
Susana Díaz ha defendido que no se puede entrar ahora en buscar culpables y caer en reproches, pero ha subrayado que, a su juicio, el PSOE ha sido el partido que "ha buscado con más interés, con más generosidad y ahínco una salida". Y si no ha sido posible, ha señalado, es porque faltaban parlamentarios que lo apoyaran.
Eso sí, ha subrayado que, después de que el PP no quisiera intentar formar gobierno, el PSOE tenía que intentarlo desde una perspectiva que estaba "en las antípodas del PP", aunque finalmente "no fue posible porque le faltó apoyo parlamentario".
Dicho esto, ha asegurado entender que tanto Ciudadanos como Podemos quisieran formar parte de un gobierno, pero ha lamentado que finalmente no fue posible porque hubo demasiado "ensimismamiento" de sus posiciones particulares.
"QUIEN CIERRA LA PUERTA AL DIÁLOGO, ABRE LA PUERTA A LA INESTABILIDAD"
A partir de aquí, y para el 26 de junio, ha defendido que la lección que se debe tener en cuenta después de esos seis meses es que "quien cierra la puerta al diálogo y al acuerdo abre la puerta a la inestabilidad".
Y ha apuntado que aunque sería muy "nocivo", no es "impensable" que pueda haber unas terceras elecciones si la actitud de los partidos políticos no cambia. "Espero que seamos capaces de encontrar al menos esos mínimos consensos que nos permitan avanzar", ha defendido.
ELOGIOS A EDUARDO MADINA
Por otra parte, se le ha preguntado por el lugar que ocupa el que fuera contrincante de Sánchez en las primarias por la Secretaría General Eduardo Madina, que es 'número siete' en la candidatura por Madrid. Díaz, que se ha mostrado "contenta" con su presencia en el desayuno, ha subrayado que Madina "donde va, suma".
La dirigente andaluza ha asegurado que tiene un "respeto profundo" por el exdiputado vasco, aunque a veces discrepen, y ha recalcado que es "de las cabezas más brillantes" que hay en el PSOE en su generación y es una persona muy querida dentro y fuera del partido.
"Él lo sabe, siempre, que desde el cariño, el acuerdo y la discrepancia, le tengo una enorme estima y valoración", ha recalcado Díaz, que en aquellas primarias fue el principal apoyo de Pedro Sánchez, frente a Madina.