Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ no instó sanción para Guevara porque no presionó sobre el "caso Paulov"

En estudio la queja del Parlamento Andaluz contra Alaya, que Fonseca-Herrero califica de "hecho de cierta relevancia"
El promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Antonio Jesús Fonseca-Herrero, justifica el archivo de la investigación que realizó al juez de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara por su actuación respecto del preso reclamado por Kazajistán Alexander Paulov en el hecho de que, si bien se dirigió al tribunal competente con información sobre el caso -que de aprobarse su extradición Paulov podía ser trasladado de forma inmediata a su país de origen-, en ningún caso presionó a sus compañeros.
La investigación a Guevara, presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, se incoó tras publicarse en un medio de comunicación que el juez se había presentado en la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional -que es la que está estudiando la entrega de Paulov- asegurando que se había puesto en contacto con él el embajador del país reclamante porque había un avión esperando para llevárselo.
Se da la circunstancia de que dicho tribunal mantiene paralizada la extradición de Paulov mientras se tramita un recurso que este preso en España ha presentado contra la decisión del Ministerio del Interior de no otorgarle el asilo.
En una entrevista concedida a Europa Press, el promotor entiende que este juez se dirigió al tribunal competente "porque le había llegado una información de que había la posibilidad de que esa persona si era entregada, podía serlo inmediatamente y salir inmediatamente, no fue ningún tipo de presión a las personas que tenían que decidir, a los compañeros que tenían que decidir" sobre este asunto.
Fonseca-Herrero defiende que antes de decidir el archivo de las actuaciones tuvo en cuenta todos los informes realizados por los órganos y las personas afectadas y se entendió que el comportamiento del magistrado Guevara no fue irregular. "No todo lo que hace un juez es sancionable".
A Paulov, preso desde hace más de un año en nuestro país, trabajó durante varios años como jefe de seguridad del principal representante de la oposición kazaja, Mukhtar Ablyazov y se le reclama por los delitos de terrorismo, apropiación indebida y malversación de fondos.
ALAYA
Por otra parte, Fonseca-Herrero ha eludido pronunciarse sobre a queja presentada por el Parlamento de Andalucía ante el CGPJ por los dos autos emitidos en marzo por la juez que investiga el caso de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, en los que pedía investigar el papel de la Cámara ante irregularidades por "posible afectación al ejercicio de las funciones de los parlamentarios, el respeto al principio de separación de poderes y a la propia inviolabilidad del Parlamento"
La queja, que se encuentra en la mesa del promotor, es valorada por éste como "un hecho de cierta relevancia" que aún está en estudio, y por el momento no se adoptado ninguna resolución de ningún tipo con respecto a este asunto. A día de hoy no se ha recibido ninguna queja más de ningún particular o institución contra la juez de Sevilla, según confirma el promotor a Europa Press.
"Cualquier ciudadano y más una institución de la relevancia del Parlamento Andaluz debe de ser consciente de que cuando presenta una denuncia, la presenta fundadamente", según Fonseca-Herrrero, que añade que cuando un Parlamento, en este caso, o en otro caso un ciudadano presenta una denuncia "lo hace porque entiende que tiene que denunciar unos hechos que no deberían haberse producido". "No creo que nadie entienda que la denuncia tiene una finalidad diferente a esta", añade.