Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre acusado de asesinar a su expareja se enfrenta a 17 años de cárcel

Khaihil E., el hombre de 38 años acusado de estrangular a su ex compañera sentimental, de 27 años y a quien enterró en una finca de Níjar (Almería) donde el cadáver fue encontrado por la Guardia Civil más de tres meses después, se enfrenta a 17 años de prisión.

La Fiscalía le imputa en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, un delito de asesinato del que deberá responder ante un jurado popular durante la vista oral que se celebrará en la Audiencia Provincial de Almería.
El procesado, en prisión provisional, confesó ante la juez instructora que quitó la vida a su compañera, H.A., en la noche del 30 de septiembre de 2013 estrangulándola, primero con las manos y luego con "una cuerda que tenía bajo la cama" después de ella se "despertase" e intentase resistirse, aunque "no le dio tiempo a pedir auxilio".
El Ministerio Público relata que el crimen se produjo "tras ver ese día" que la víctima, con quien había roto la relación recientemente, "había llegado a la casa donde ambos vivían en Campohermoso en compañía de otro hombre".
Señala que "se puso muy celoso porque pensaba que estaba manteniendo relaciones íntimas con otras personas" y que fue entonces "cuando decidió acabar con su vida". "Además --añade-- ella se había negado reiteradamente a reanudar la relación con él tal y como este le pedía insistentemente".
Para ejecutar el asesinato, y "con la intención firme de causar una muerte cierta a H.A", Khaihil E. presuntamente "esperó" durante una hora en el domicilio que ambos compartían "a que ella se durmiera para abalanzarse aprovechando que se encontraba por ello indefensa".
El fiscal subraya que lo que hizo de "forma sorpresiva y con la intención firme de causarle una muerte cierta". Así, "le apretó el cuello con gran fuerza sin que la víctima pudiera zafarse de él y repeler el ataque como tampoco pedir auxilio".
Entonces, Khaihil E., con el fin supuestamente de "asegurarse el resultado buscado", cogió una cuerda que había guardado bajo la cama "previamente y la enroscó fuertemente en el cuello de H.A., estrangulándola hasta que acabó con su vida".
El procesado enterró el cuerpo a continuación "bajo tierra para ocultar lo sucedido" y, según declaró el mismo ante la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería, lo hizo "envolviéndola en sábanas tras cavar una fosa con una pala y una azada, que disimuló con tubos encima".
En sede judicial también admitió, diciendo "estar muy arrepentido", que "no le contó nada a nadie" y que a un familiar solo le dijo que ella "se había ido a Francia".
El cadáver de H.A. fue encontrado por agentes de la Guardia Civil el 13 de enero de 2014 después de el procesado, ya detenido tras meses de investigación, les indicase el lugar en un paraje agrícola de Níjar conocido como 'El Polver'.
La familia de ella había denunciado su desaparición en octubre aunque, según relató él es su declaración en fase de instrucción, se deshizo de sus pertenencias al día siguiente del crimen. Así, dijo que había tirado al interior de en dos contenedores de basura" tanto la "ropa" como su "teléfono móvil y el pasaporte".
En su escrito, el fiscal, que no aprecía que concurran circunstancias modificativas, pide además que Khaihil E. indemnice con 120.000 euros al hermano de la víctima y ordena que se abra pieza separada de responsabilidad civil.