Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albiol pide que Puigdemont convoque en julio la cuestión de confianza

El coordinador del PP catalán, Xavier García Albiol, ha reclamado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que convoque este mes de julio la cuestión de confianza porque, a su juicio, la política catalana no puede estar "parada" hasta septiembre, cuando estaba previsto que se llevara a cabo.
En rueda de prensa este martes, ha explicado que si la convoca en julio y la supera permitiría centrarse en septiembre en la elaboración de los presupuestos de 2017, y en caso de perderla a una convocatoria electoral de cara a finales de octubre.
En cambio, convocar la cuestión de confianza en septiembre, tanto si Puigdemont la supera como no --ha añadido-- conllevaría que las cuentas del año que viene no se presenten hasta finales del actual, y a elecciones de cara a diciembre.
"Es inadmisible", ha sostenido Albiol, que también ha interpretado que el independentismo ha tocado techo tras los resultados del 26J, por lo que ha llamado a Puigdemont y al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, a reflexionar porque, a su juicio, no pueden seguir gobernando con la misma hoja de ruta.
FILTRACIÓN DE LAS CONVERSACIONES
También se ha referido a la decisión de la Mesa del Parlament y la Junta de Portavoces de incluir en el orden del día del pleno del miércoles la propuesta de revocación de Daniel de Alfonso como director de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac), tras la filtración de las conversaciones que mantuvo con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
Así, ha lamentado que los partidos que criticaron dichas conversaciones no se escandalicen de que se haya grabado al ministro del Interior en su despacho: "Si mañana, al presidente de la Generalitat o a un conseller, alguien le pincha el teléfono y le escucha las conversaciones, espero que nadie se le ocurra exclamarse", ha ironizado.