Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Alfonso niega prácticas reprochables y quiere seguir en su cargo para combatir la corrupción

Afirma que los encuentros con políticos siempre cumplen "la legalidad"
El director de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, ha negado este jueves haber incurrido en "práctica reprochable alguna" y ha asegurado que quiere seguir en su cargo para cumplir el mandato que le dio Parlament para luchar contra la corrupción.
Lo ha afirmado en un escrito remitido a los medios recogido por Europa Press, horas antes de que la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) del Parlament aborde el procedimiento para cesarle.
De Alfonso ha lamentado "la intensa campaña de desprestigio" emprendida contra él y la Oac, ante lo que ha sostenido que su voluntad es seguir trabajando con imparcialidad e independencia.
Ha señalado que está acostumbrado a la presión política, institucional y social a nivel público y personal, y que entiende aunque no comparte que su cargo "es susceptible de verse afectado por campañas orquestadas desde la demagogia".
Sobre la polémica grabación con el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha dicho que se pueden hacer interpretaciones interesadas y partidistas, especialmente en "la singularidad de estos días" de campaña.
Ha dicho que nada de lo reproducido en esas grabaciones delictivas ha favorecido ni perjudicado a ningún grupo político: "el contenido de esas grabaciones es inexistente por delictiva y ser propia de conductas mafiosas" asegura.
LEGALIDAD
Sin embargo, ha apuntado: "Me reafirmo en que nuestras prácticas, nuestros encuentros y nuestros contactos siempre tienen un objetivo ligado directamente con nuestro cometido y lo hacemos con estricto cumplimiento de la legalidad".
"Nuestros contactos y encuentros con partidos políticos, instituciones y sus representantes al más alto nivel siempre tienen un objetivo ligado con nuestro cometido, más allá del tono coloquial que se emplee en cada reunión", ha justificado.
Por ello, ha asegurado que seguirá asumiendo el mandato que el Parlament le dio como director de la OAC "para que luchase contra la corrupción, que tanto ha perjudicado al pueblo de Cataluña".
"Me siento orgullo de los más de 200.000.000 euros sobre los que hemos actuado y de los logros obtenidos hasta el momento. Tenemos que ser incómodos, incisivos e independientes, y este es el mejor ejemplo de que es así", ha concluido.