Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía pide que la inversión en infraestructuras no compute en el déficit porque contribuye al crecimiento

El consejero andaluz de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha defendido este jueves que las inversiones en infraestructuras no computen a efectos del cumplimiento del déficit, por "su importante" contribución al desarrollo económico y a la generación de empleo.
El consejero, en declaraciones a los periodistas, ha subrayado que las inversiones en infraestructuras son productivas, más allá de los beneficios generados durante la ejecución de las obras, ya que suponen en el futuro una oportunidad para el desarrollo y un elemento dinamizador para la actividad económica y el empleo.
En este sentido, ha pedido al Estado que las inversiones en esta materia no computen a efectos del déficit para facilitar de esta forma la ejecución de proyectos estratégicos para el impulso económico.
Felipe López ha defendido el valor de las inversiones en infraestructuras en la apertura de la asamblea regional de la patronal de la construcción andaluza, "con la que la Consejería mantiene una relación fluida, franca y abierta y con la que no tenemos intereses contrapuestos, sino, al contrario, compartimos sus intereses y desde la Administración queremos ser un potente elemento que facilite la dinamización económica del sector", ha señalado el consejero.
El titular de Fomento y Vivienda ha puesto de relieve "el gran esfuerzo que está realizando su departamento desde el realismo y la racionalidad para impulsar las infraestructuras en un escenario que no es el mejor de los posibles" y ha añadido que "se están reactivando las obras que ya estaban comenzadas y que con motivo de las crisis habían sido reprogramadas".
"Estamos movilizando en estos momentos una inversión de 203 millones de euros en toda Andalucía entre licitaciones de obra nueva y proyectos reprogramados que estamos retomando", ha precisado.
En este sentido, ha puesto como ejemplos de estos proyectos reanudados el ramal ferroviario entre Linares y Vadollano, la conexión de la Autovía del Olivar con la A-32 en Baeza, la mejora de la carretera de Santiago de Calatrava o la conclusión de la variante de la localidad almeriense de Roquetas, entre otras.
López ha ofrecido algunas cifras sobre el "esfuerzo inversor que realiza el Gobierno andaluz para avanzar en la recuperación de la inversión pública" y ha subrayado el aumento en el presente año del presupuesto de su departamento en más de 6 por ciento, por encima de la media global del presupuesto de la Junta, a lo que ha añadido que en 2016 la partida destinada a inversiones "aumenta significativamente un 16,5 por ciento respecto al año anterior".
Estas dos cifras, ha continuado, "reflejan que avanzamos en la recuperación de la inversión pública", si bien ha reconocido que "probablemente no lo estamos haciendo a la velocidad que nos gustaría a todos, pero sí a la máxima velocidad que nos permite las circunstancias actuales".
"Este Gobierno y esta Consejería están poniendo en juego todos los instrumentos que tiene a su alcance para propiciar el desarrollo económico de Andalucía, desde la inversión pública y la inversión productiva", ha concluido el consejero.
Por su parte, el presidente de Fadeco-Contratistas, Francisco Carmona, ha subrayado "la buena relación franca, directa y basada en hechos reales" que existe actualmente con la Junta de Andalucía, lo que favorece a un sector que se encuentra en "una encrucijada complicada" por las limitaciones de las normas presupuestarias que afectan a las administraciones públicas.
A esto ha añadido que el sector vive "una caída de la licitación de la obra pública" en relación con 2014 y que se atribuye en gran parte a "los sucesivos procesos electorales" en España y que conllevan la paralización de las inversiones.
Esta caída de la licitación de obra pública ha sido cifrada por el presidente de Fadeco en un 21 por ciento de media en el conjunto del Estado, y de un 35 por ciento en la comunidad autónoma andaluza.
Una vez pasadas las elecciones del 26 de junio, toca, según Francisco Carmona, "volverse a sentar, analizar esa realidad y ver de que manera podemos encontrar vías y marcos presupuestarios que permitan hacer llegar recursos que potencien la actividad económica".