Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Andreu permitirá que Kenia juzgue a los piratas somalíes

El magistrado, a pesar de todo, tiene intención de mantener la competencia de ese caso. Las armas y los explosivos incautados a los piratas serán trasladados hasta la Audiencia Nacional. Esta misma mañana, el juez ha designado abogados de oficio para todos ellos. No obstante, Andreu no pondrá ningún obstáculo a que los 13 detenidos sean trasladados a Nairobi donde finalmente serán juzgados.
La causa permanecerá abierta en España hasta que la Audiencia Nacional constate que los 13 piratas han cumplido condena en Kenia por los mismos delitos que indiciariamente se les imputa en España -asociación ilícita, tenencia de armas y explosivos e intento de detención ilegal-.
Mientras esto ocurre, el juez Andreu continuará tramitando este proceso. El magistrado tiene intención de facilitar las fotografías de los 14 piratas somalíes -uno de ellos continúa hospitalizado en Djibuti- a los marineros españoles que el año pasado fueron secuestrados cuando faenaban en el pesquero Playa de Bakio en aguas somalíes. Si estos marineros reconocieran en esas fotos a algunos de sus secuestradores, las cosas cambiararían radicalmente. El juez reclamaría de forma inmediata la entrega de estos piratas.
Mientras todo esto ocurre, tanto el abogado del Estado como la Fiscalía han recurrido el auto de libertad que Andreu decretó el viernes pasado. El Gobierno pretende que el juez abandone el caso al entender que los acuerdos adoptados entre la Unión Europea y Kenia el pasado 6 de marzo deja en manos de este país el enjuiciamiento de los piratas detenidos por los buques que participan en la operación Atalanta.
En el caso de la Fiscalía, todo es más complejo. En un primer momento, pidieron al juez Andreu que ordenara la detención y el traslado de los piratas a España. Al día siguiente, la Fiscalía cambió de opinión y pidió al juez que los dejara en libertad. Entendía que la competencia del caso era exclusiva de Kenia. Hoy, lunes, la Fiscalía vuelve a cambiar de opinión y pide a Andreu que archive el caso y deje a los detenidos en libertad en Kenia para que allí sean detenidos.
Fuentes de la Audiencia aseguran que la Fiscalía tiene intención de cambiar de opinión por cuarta vez y retitar su recurso después de comprobar cómo están sucediendo las cosas.
Las fuentes consultadas aseguran que todo este culebrón no tiene por qué repetirse. La solución es que los militares españoles entreguen a los piratas que detengan a las autoridades de Kenia sin consulta previa a España. En este reciente caso todo se complicó cuando la Armada española se dirigió a la Audiencia y la Fiscalía pidió una serie de medidas cautelares contra los 14 detenidos.
 
Playa de Bakio
Recursos
¿Otra vez?