Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrimadas tilda a los nuevos consejeros de "peones del proceso" y su único mérito es ser independentistas

La líder de la oposición, Inés Arrimadas (Cs), ha tildado a los nuevos consejeros Jordi Turull, Joaquim Forn y Clara Ponsatí de "soldados y peones del proceso" independentista, ya que cree que no han sido nombrados por sus méritos, sino por ser independentistas.
Lo ha dicho en su intervención durante la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el pleno del Parlament para explicar los cambios del Govern, en la que ha sostenido que estos cambios no son por decisiones personales de los exconsejeros, sino que es "una purga política".
"Los nuevos consejeros no han venido a gestionar, han venido a ser soldados del proceso y que no se les ocurra cuestionar en público las cosas", ha advertido Arrimadas, porque cree que si lo hacen pueden ser destituidos, como ocurrió con el exconsejero de Empresa Jordi Baiget, tras dudar del referéndum del 1-O.
La presidenta de Cs en Cataluña ha criticado que algunos de los nuevos consellers no hayan trabajado previamente en política y que, si han trabajado en política, lo han hecho en ámbitos que "no tienen nada que ver con su área de gestión", por lo que cree que a Puigdemont no le importa qué van a hacer en el Govern.
Ha acusado a Puigdemont de tensionar y dividir a la sociedad catalana, lo que cree que se está trasladando al Govern, y le ha reprochado que en su discurso haya dicho que "es una decisión que no habría querido tomar", lo que, a su juicio, evidencia que los consellers fueron cesados y no dimitieron.