Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación para la Defensa de la Transición apela al espíritu de Suárez y pide que no busquemos un "salvador"

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Transición, Andrés Cassinello, ha apelado este martes al espíritu de diálogo del expresidente Adolfo Suárez y ha abogado por no buscar un "salvador" porque, según ha dicho, "nos tenemos que salvar todos juntos".
"Adolfo Suárez no estuvo solo", ha asegurado durante un coloquio organizado por la asociación en el que ha participado la catedrática de Ética Adela Cortina. "No sé cuál era su pensamiento político y despachaba con él todos los días", ha indicado el teniente general Cassinello, que dirigió el Servicio Central de Documentación (SECED, el servicio de inteligencia) durante la Transición y el Servicio de Información de la Guardia Civil durante el golpe de Estado del 23-F.
El general ha destacado de Suárez su capacidad de "sintonizar" y de "buscar caminos juntos" gracias a que "se dedicó a hablar con todos y a oír a todos". "No hay otro camino, no busquemos un salvador" porque "nos tenemos que salvar nosotros juntos", ha subrayado.
Un día después del funeral por Adolfo Suárez, la asociación ha destacado el testimonio "unánime" tanto de los que estuvieron a su lado como de los que le combatieron durante su vida política, que estos días han coincidido en "elogiar" al expresidente, frente a lo cual ha habido "una sola nota discordante de rencor y de infamia".
"Hizo posible asentir y disentir; abrió caminos de libertad para que la dialéctica de las ideas y de las palabras se produjera lejos de nuestra tradición cainita", ha afirmado, señalando que, con "su actitud de abrirse al otro", Suárez "hizo posible la paz cuando se temía el choque entre revolución y reacción".
DESAFÍO SOBERANISTA EN CATALUÑA
Adela Cortina, que imparte clases en la Universidad de Valencia, ha abogado por promover una "cultura de la ejemplaridad" en la sociedad española y ha dicho que hoy en día hacen falta personas "ejemplares y excelentes" como lo fue, a su juicio, Adolfo Suárez. "Hay un espíritu de la Transición que se ha perdido", aquel en el que "se renunciaba a una posición de privilegio" para buscar "el bien de todos", ha agregado.
Al referirse a Cataluña y el desafío soberanista, la catedrática ha reconocido que le dan "mucho miedo" los nacionalismos y los patriotismos porque son una forma de "religión civil" que, en una época de "desmoralización", ayudan a "cohesionar mucho" a través de "la manipulación de los sentimientos y las emociones de los ciudadanos". En esta situación, "la argumentación se hace enormemente difícil", ha lamentado.
En alusión al presidente de la Generalitat, Artur Mas, Cortina ha dicho que cree más en "la fuerza de la sociedad civil" que en líderes con "capacidad de seducir", y ha insistido en que las instituciones "tienen que actuar desde la ley y para la ley". En su opinión, esta problemática solo se puede solucionar con un proceso de diálogo "sin animadversión" en el que se intente encontrar "la salida más razonable".