Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia condena a tres funcionarios del primer Gobierno de Matas por la contratación de una agente electoral del PP

La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado, por un delito de falsedad en documento oficial, a tres funcionarios del primer Gobierno de Jaume Matas en el marco del fleco que restaba por juzgar del caso Mapau, la primera causa de corrupción que salpicó, en 1999, al expresidente autonómico. A los acusados se les atribuye haber articulado la contratación arbitraria de una supuesta agente electoral del PP para cubrir una teórica plaza de traductora en el Govern, a pesar de que en realidad se hallaba en el foco de una trama dirigida a captar votos en Sudamérica.
En concreto, el tribunal de la Sección Segunda ha impuesto una pena de dos años de prisión a Juan Fortuny, un año y diez meses a Rosa Grijalba y un año y ocho meses a Ángel Gallego, además de una multa de 10.800 euros para todos ellos. La Sala aprecia en la sentencia, de 27 páginas, una atenuante de dilaciones indebidas a raíz del tiempo que ha transcurrido desde que se iniciaron las investigaciones hasta que se celebró el juicio, el pasado mes de diciembre.
Cabe recordar que, por acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), Matas no llegó a ser imputado en el caso Mapau. La causa global, que fue archivada, investigaba una trama de captación de sufragios en Argentina de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 1999.