Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los forenses de la Audiencia Nacional examinarán mañana a Lapuerta para certificar si puede declarar

El extesorero del PP estuvo 14 días en coma tras sufrir lo que sus hijos definieron como "dos extrañas caídas" en la puerta de su domicilio
Los forenses de la Audiencia Nacional examinarán mañana, viernes, al extesorero Partido Popular (PP) Álvaro Lapuerta para certificar si reúne las condiciones necesarias para afrontar una nueva declaración en la pieza separada del 'caso Gürtel' en la que se investiga la contabilidad B de la formación conservadora, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.
Así consta en una providencia notificada a las partes en las que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, ordena esta diligencia, que tendrá lugar en el domicilio de Lapuerta en Madrid a partir de las 12.00 horas.
Ruz ordenó un nuevo informe médico después de que el director del Instituto de Medicina Legal de la Audiencia Nacional y otro especialista médico trasladaran en un primer análisis que el exdirigente 'popular', de 86 años de edad, no reunía "las condiciones óptimas necesarias para realizar una declaración judicial compleja".
Tras recibir ese primer informe, Ruz renunció a citar a declarar como imputado a Lapuerta aunque acordó que se le realizara un nuevo informe médico a partir del 1 de septiembre para valorar "la existencia o no de mejora clínica".
El magistrado ordenó el pasado 10 de julio la emisión por parte del Instituto de un informe respecto al estado de salud del extesorero del PP y pidió a la defensa de Lapuerta que aportara documentación médica actualizada.
EN COMA POR "DOS EXTRAÑAS CAÍDAS"
El imputado estuvo 14 días en coma y quedó "impedido" tras sufrir lo que sus hijos definieron en un comunicado como "dos extrañas caídas" en la puerta de su domicilio.
Lapuerta declaró ante el juez el pasado 21 de marzo y negó la existencia de una contabilidad B en el Partido Popular y ha afirmado que jamás vio ningún tipo de papel que lo sustentara.
Durante su comparecencia ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, mantuvo la misma versión que ofreció en otra declaración anterior, prestada en febrero ante el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral e insistió en que la financiación del partido en el Gobierno cumple la ley y no existen unas cuentas en negro.