Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayuntamiento de Madrid no tiene más que decir sobre el incidente de Aguirre y lo que tenga que ser "lo dirá el juez"

El portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha reiterado este jueves el planteamiento defendido ayer por la alcaldesa, Ana Botella, manifestando que el Gobierno local "no tiene más que decir" sobre el incidente de tráfico protagonizado por la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y que "lo que tenga que ser lo dirá Su Señoría".
En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Núñez se ha remitido a las declaraciones pronunciadas por Botella, en las que apuntaba que la "última palabra" la tiene el juez después de que el Ayuntamiento ya haya dicho "lo que tenía que decir".
Aguirre aseguró ayer que al ser sancionada por agentes de movilidad el pasado 3 de abril por aparcar en el carril bus de Gran Vía entregó "absolutamente todos los documentos" y añadió que estos funcionarios "mienten.
Así lo aseguró a su llegada a un acto de campaña en el distrito de Salamanca, acompañada por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. Preguntada sobre si facilitó los papeles que se le requirieron, la presidenta del PP madrileño aseveró que hizo entrega de "absolutamente todos los documentos" y que "la prueba de que (los agentes de movilidad) mienten" es que dijeron que tenía que entregar la ITV cuando su coche "es nuevo".
El parte redactado por los funcionarios municipales destaca que Esperanza Aguirre no entregó a los agentes de movilidad que iban a proceder a multarla por aparcar indebidamente en el carril bus ni el permiso de circulación, ni la tarjeta de inspección técnica ni la documentación del seguro obligatorio.