Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Pamplona acata la sentencia sobre la ikurriña en Sanfermines, pero "no comparte" los criterios

Asiron emplaza a las instituciones a afrontar con la "mayor celeridad posible" el debate sobre la reforma de la Ley de Símbolos
El Ayuntamiento de Pamplona ha afirmado que "acata" la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) por la cual se desestima el recurso de apelación presentado por el Consistorio contra la sentencia que censuraba el izado de la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona con motivo del Chupinazo del año pasado.
El Consistorio ha señalado, en un comunicado, que "acata pero no comparte" los criterios que justifican el fallo judicial que concluye que hubo "fraude de ley" en la interpretación del contenido de la Ley Foral 24/2003, de 4 de abril, de Símbolos de Navarra.
Al respecto, y como ya se defendía en el recurso, el Ayuntamiento interpreta que "la presencia de autoridades del País Vasco permitía el izado de la ikurriña, circunstancia que no cuestiona ni la sentencia del 1 de marzo ni la de ahora", ha remarcado.
Respecto al criterio de "fraude de ley" que mantienen ambas sentencias y "respetando los argumentos" expuestos por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN, el Ayuntamiento de Pamplona ha asegurado que "en ningún caso su intención fue cometer ese fraude, sino en su caso tomar las decisiones que considera que se ajustan precisamente al contenido de la citada ley".
Finalmente, y respecto a "la polémica que emana del articulado de la Ley de Símbolos, base de esta y otras sentencias", el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, se ha ratificado en "la necesidad de, en el menor plazo de tiempo posible y con la mayor celeridad posible, se aborde el debate sobre el futuro de esta legislación, fuente continua de polémicas, de crispación y de enfrentamiento".
En su opinión, "su reforma o derogación permitiría ahondar en los procesos de normalización política y cultural, en el necesario respeto a la diversidad de Pamplona y de Navarra y a la superación definitiva de épocas de enfrentamiento, persecución y división". Por ello, ha emplazado a las instituciones competentes a "afrontar este debate".
Asimismo, ha destacado que "la reforma o derogación de la citada ley, que ojalá se hubiera llevado a cabo en el ejercicio que ahora termina, permitiría también superar anomalías jurídicas como el hecho de que unos mismos hechos sean constitutivos de sentencias dispares emitidas por diferentes juzgados".
En este sentido, ha recordado que "mientras lo ocurrido en Pamplona cuenta con el rechazo del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 y de la respectiva Sala del TSJN, hechos similares ocurridos en Berriozar, Tafalla o Villava sí contaron con el respaldo de las instituciones judiciales que no observaron fraude de ley en el hecho de izar la ikurriña ante la presencia de autoridades del País Vasco".
Por último, el alcalde de Pamplona ha querido ratificar su "apuesta personal" y la del equipo de gobierno que lidera por "seguir trabajando para convertir a Pamplona en una ciudad modelo de convivencia, en una ciudad que sea referente en el respeto a su diversidad, una ciudad, en definitiva, en la que todos y todas tengamos cabida".