Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baleares y C.Valenciana confían en cumplir el déficit, Andalucía cree que estará "cerca" y Cataluña y Murcia renuncian

Madrid y Castilla y León reclaman a Hacienda que se dé prisa en autorizar las emisiones de deuda para iniciar 2014 con tranquilidad
Los gobiernos de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana confían en cerrar este año ajustados al objetivo de déficit público que se les marcó y abandonar el grupo de las autonomías incumplidoras, en el que a priori sólo quedarían Cataluña y Murcia, que han admitido públicamente que no cumplirán lo señalado, y con la duda de qué ocurrirá con Andalucía, la quinta en cuestión, que asegura que está "bastante cerca".
Los gobiernos regionales y Hacienda acordaron en julio que cada autonomía cumpliera un objetivo de déficit distinto y fijado de acuerdo con sus circunstancias. La intención era imponer una cifra realista, que se pudiera cumplir con las medidas previstas en los planes de ajuste tanto de ingresos como de recortes, especialmente en el caso de las cinco autonomías que no alcanzaron el objetivo del 1,5% de 2012.
Ya en noviembre, el Ministerio de Hacienda adelantó que Baleares había rectificado el rumbo y se atendrá al déficit del 1,47 por ciento previsto, pero advirtió a las otras cuatro de que debían hacer nuevos ajustes; en concreto, se les requirió que tomaran acuerdos de no disponibilidad, para no tocar determinadas partidas de gasto.
Pero hace una semana, el consejero catalán de Hacienda, Andreu Mas-Colell, admitió que el déficit de la Generalitat estará por encima del 1,58 por ciento concedido para 2013, aunque no quiso hacer público qué desviación calcula, pequeña en cualquier caso. Más preciso fue el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, al asegurar que su Gobierno superará en seis décimas el déficit del 1,59 por ciento autorizado este año.
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado que la Junta estará "bastante cerca" del 1,58 por ciento que se le ha fijado para 2013, por lo que no confía en cumplir. Ha añadido que el camino está siendo "difícil" y que espera que el Gobierno valore el esfuerzo de ajuste que ha hecho la comunidad.
En cuanto a la Comunidad Valenciana, ha afirmado que confía en cumplir el 1,6 asignado y asegura que está haciendo "todos los esfuerzos posibles" en la recta final del año para ajustarse a la cifra. "Es muy difícil porque de gastos financieros ya tenemos 1,3, con lo cual sólo queda 0,3 y encima tenemos unas competencias propias obligatorias en materia de educación, sanidad y bienestar social, y eso es para lo que estamos", ha explicado el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues.
EL 0,2% EN 2016
El incumplimiento en cualquier caso no tendrá probablemente otras consecuencias que las evidentes: los gobiernos deberán financiar ese exceso de déficit y hacer nuevos esfuerzos de ajuste. Hacienda no ha aplicado por el momento las medidas extremas de intervención que prevé la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
Por el momento, el departamento de Cristóbal Montoro envía advertencias y requerimientos, revisa constantemente la ejecución presupuestaria de las autonomías y, en público, el ministro aplaude el gran esfuerzo de ajuste que hacen. Además, el objetivo último y común a todas las comunidades es cumplir el déficit del 0,2 por ciento en 2016, auténtico objetivo común para contribuir a que España cumpla con su compromiso ante la UE.
Si logran llegar a esa cifra, el recorte habrá sido importante en casi todas las autonomías. Destacan Castilla-La Mancha, que cerró 2011 con un déficit del 7,3%; Extremadura lo hizo con el 4,59, Murcia con el 4,33 y Cataluña, con el 3,72 por ciento. Madrid (1,13% en 2011), Galicia (1,61%) y Canarias (1,78%) tienen un ajuste menos drástico que hacer.
EMISIONES DE DEUDA, PRONTO
El año 2014 comenzará también con otra novedad importante, las nuevas leyes contra la morosidad que obligarán a las administraciones públicas a utilizar facturas electrónicas, que no se pueden guardar en un cajón, y a cumplir los plazos de pago. Además, Hacienda no lanzará otro plan de pago a proveedores, por lo que las autonomías deberán llevar las facturas al día y pagarlas con sus recursos.
Por ello, al menos las comunidades de Madrid y de Castilla y León han reclamado al ministerio que se dé prisa en autorizarles las emisiones de la deuda prevista para 2014, de manera que cuenten con esa liquidez desde principio de año.