Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baleares presenta a Montoro un proyecto para mejorar su situación "económico y fiscal" dada su insularidad

La consejera de Hacienda y Administraciones Públicas de Baleares, Catalina Cladera, ha expuesto este miércoles al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, un documento de propuestas base para la negociación de un nuevo régimen "económico y fiscal" especial de las Islas Baleares, fruto del consenso de todas las formaciones políticas de la comunidad autónoma.
"La propuesta que tiene Baleares es un régimen especial económico y fiscal, a semejanza del régimen fiscal de Canarias", ha explicado Cladera, quien ha planteado a Montoro actualizar, de tal forma, la actual legislación. Esta lleva vigente desde 1998 y, según ha expresado la consejera, solo "ha demostrado, 20 años después, que es un régimen claramente insuficiente".
Por este motivo, Cladera ha pedido que se compense el actual "coste de vida de los ciudadanos" de las islas y la "pérdida de competitividad" que les supone a las empresas, así como el desarrollo de propuestas para que, desde el Gobierno balear, pueda "mejorar las inversiones públicas" a través de un fondo de la Administración autonómica.
En este punto, la consejera ha señalado que Montoro ha reconocido que "hay que compensar la insularidad". Así pues, según ha detallado, Hacienda "se ha comprometido" a estudiar el documento y remitir en septiembre al Gobierno balear un plan de acción, un plan de objetivos y un calendario. De momento, se ha acordado que, a partir de ese mes, establecer unas "reuniones de trabajo concretas" para llegar a diciembre con una propuesta cerrada.
Este acuerdo se concretará en una comisión mixta. "A partir de aquí quedará el recorrido de la tramitación parlamentaria", ha apuntado Cladera, quien ha dicho que están "satisfechos" por el encuentro con Montoro y los puntos acordados.
No obstante, la consejera también ha recordado que hay unas "líneas rojas" con las que el Gobierno balear no va a negociar. Por un lado, el régimen fiscal, que ha de ser "semejante al que tiene Canarias", y, por otro, un fondo de insularidad para inversión pública "que contribuya al desarrollo regional" en infraestructuras y comercio.