Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Baradei critica a Irán y Siria por no cooperar con el OIEA

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, criticó hoy en Viena a Irán y Siria por no cooperar lo suficiente en la investigación de la ONU sobre sus actividades nucleares.
En la apertura de una reunión de la Junta de Gobernadores del organismo nuclear de Naciones Unidas, El Baradei manifestó que sus inspectores no logran esclarecer las posibles dimensiones militares de las actividades atómicas de la República Islámica, lo que consideró "lamentable" y "preocupante".
Por eso, instó a Teherán a tomar medidas para crear confianza y "desbloquear el estancamiento" en la investigación de su controvertido programa nuclear.
En todo caso, expresó su esperanza de que una nueva iniciativa para dialogar con Irán "dará nuevo ímpetu" a los esfuerzos para resolver este contencioso.
El responsable del organismo aludió así a la reciente oferta del presidente de EEUU, Barack Obama, de sentarse con Teherán en la mesa de negociaciones.
Y es que ésta es la primera reunión de la Junta desde que Obama subiera al poder en enero pasado.
Según el último informe del OIEA, Irán ha producido ya más de una tonelada de uranio poco enriquecido (UPE), lo que ha dado pie a conjeturas de que el país persa estaría en condiciones de construir su primera bomba atómica.
Irán insiste en que sus trabajos nucleares sólo tienen fines pacíficos, como la generación de energía eléctrica, mientras que las principales potencias mundiales estudian adoptar nuevas sanciones contra Teherán por su falta de cooperación.
Por otra parte, El Baradei criticó también a Siria por no colaborar con los inspectores internacionales para esclarecer el origen de restos de uranio encontrados en Al Kibar, una instalación siria bombardeada por Israel en 2007.
Por eso, instó a Damasco a permitir más acceso a otros lugares relacionados con Al Kibar y pidió más documentación sobre el uso pasado de esa instalación, lo que según El Baradei sería una "señal de transparencia" de parte de Siria.
"Insto a Siria a tomar estas medidas lo antes posible. También insto a Israel y a otros países que podrían tener información relevante a entregarla al organismo y permitir compartirla con Siria", manifestó el director general ante los Gobernadores.
Los inspectores del OIEA encontraron durante una visita a Al Kibar en junio del año pasado numerosas partículas de uranio producido en proceso químico.
Además, los expertos del organismo hallaron restos de grafito, un material que suele ser usado en reactores nucleares, lo que ha intensificado más aún las sospechas de los críticos de Siria.
Estados Unidos e Israel aseguran que Siria iba a construir un reactor nuclear con la ayuda de ingenieros norcoreanos.
Damasco rechaza estas alegaciones y afirma que se trata de una instalación militar convencional.
Además, Siria afirma que los restos de uranio encontrados proceden de las bombas usadas por Israel en el ataque, algo que El Baradei calificó hoy como "poco probable".
Los 35 países miembros de la Junta de Gobernadores iniciaron hoy la reunión de primavera del OIEA en la que debatirán, entre otros asuntos, los avances en las investigaciones en Irán y Siria.
Además, analizarán la sucesión del director general del OIEA, el egipcio Mohamed El Baradei, cuyo tercer mandato vence este año.
Los dos candidatos son el japonés Yukiya Amano y el sudafricano Abdul Samad Minty, ambos representantes permanentes de sus respectivos países ante el OIEA.
Si ninguno de los dos consigue hacerse en los próximos meses con una mayoría cualificada de dos tercios entre los miembros de la Junta de Gobernadores, un tercer candidato podrá ser incluido en la carrera por ese cargo.
Según fuentes diplomáticas en Viena, entre esos aspirantes, se encuentran el chileno Milenko Skoknic, actual embajador de su país ante el OIEA, y el argentino Rogelio Pfirter, director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).