Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona liderará el municipalismo que apoya la consulta y su internacionalización

El Libro Blanco de los efectos de la independencia en Barcelona costará hasta 50.000 euros
El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes instar al alcalde, Xavier Trias, a que la capital catalana lidere el municipalismo favorable a la consulta del 9 de noviembre y a que internacionalice el proceso soberanista con el envío de cartas a las principales ciudades europeas.
La proposición ha salido adelante con los votos a favor de UpB --que integra a ERC, y que la ha presentado--, ICV-EUiA y del Gobierno municipal de CiU; la abstención del PSC y el rechazo del PP.
Desde UpB, Jordi Portabella (ERC) ha destacado que Barcelona, como capital de Catalunya, debe liderar el "municipalismo a favor del derecho a decidir", y ha recordado que más de 900 ayuntamientos --el 96% del total-- han apoyado mociones de apoyo a la consulta.
El primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, ha resaltado que el "municipalismo es un pilar importante" de Catalunya y no debe ser un actor secundario, y ha reiterado el compromiso del Gobierno municipal con la celebración de la consulta.
El edil ecosocialista Quim Mestre ha defendido que "la consulta es imprescindible" y que el debate soberanista es, en sus palabras, un conflicto de naturaleza esencialmente política.
ABSTENCIÓN DEL PSC
El socialista Gabriel Colomé ha anunciado la abstención de su grupo a la proposición, argumentando que no representa un diálogo real ni la intención de alcanzar acuerdos: "Nos abstendremos de continuar con el estéril 'no-debate' de este consistorio".
También se ha abstenido en una propuesta del PP de instar al Govern y al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a acatar las resoluciones que dicte el Tribunal Constitucional (TC) sobre la consulta, y de instar al Gobierno municipal a no promover ningún acto contrario a las decisiones del Alto Tribunal.
El líder popular, Alberto Fernández, ha criticado que el Ayuntamiento participe este sábado en la entrega a Mas de mociones favorables a la consulta, y ha acusado al Gobierno municipal de empezar a realizar gestiones para su celebración con la firma de diversos decretos.
Forn ha reconocido que el Ayuntamiento comunicó a diversos equipamientos que podrían ejercer como colegios electorales, pero ha asegurado que lo hizo antes de que el TC suspendiera cautelarme la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria, algo que, según él, hizo a velocidad "supersónica".
Fernández también ha criticado que Trias --que no ha intervenido en el debate-- se abriera a permitir acampadas favorables al 9N si no se eternizaban, porque no respeta la normativa municipal: "¿En qué ordenanza se dice que una persona puede acampar siempre y cuando no se eternice? Barcelona no es un camping, y debe hacer cumplir las ordenanzas a todos".
LIBRO BLANCO DIGITAL
El popular ha preguntado a Trias los criterios de elaboración y el coste del Libro Blanco que analizará el impacto de una eventual independencia sobre Barcelona, a lo que Trias ha asegurado que oscilará entre los 30.000 y los 50.000 euros, a razón de un máximo de 600 euros por artículo.
"No se preocupe, seremos muy austeros", ha asegurado Trias, que ha detallado que será en formato digital, y ha asegurado que reflejará la diversidad de Barcelona y que contará con la colaboración de funcionarios del Ayuntamiento y también de expertos externos y de la sociedad civil.