Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas al juez Ruz: "Yo prefiero no parar la declaración para irme pronto a casa"

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que su declaración se desarrollara sin interrupciones ya que no se encontraba cansado, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. "Yo prefiero no parar para irme pronto a casa", ha dicho.
Bárcenas, que ha sido interrogado durante más de cinco horas por el magistrado y las fiscales de Anticorrupción Concepción Nicolás y Concepción Sabadell, ha sido trasladado en un furgón de la Guardia Civil desde la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde permanece desde el pasado 27 de junio, hasta la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, a la que ha llegado a las 9.15 horas.
El extesorero, al que algunos abogados presentes en la declaración han visto con buen aspecto y más peso del que tenía en julio pasado, cuando reconoció la autoría de la supuesta contabilidad B del PP, viste una chaqueta marrón, corbata burdeos y camisa a rayas.
En la declaración están participando varias decenas de abogados que representan a siete acusaciones y un total de 17 defensas del 'caso Gürtel' y de la pieza separada en la que se investiga la supuesta contabilidad opaca de los 'populares'.
ROSALÍA IGLESIAS, EN COCHE
Su mujer, Rosalía Iglesias, ha llegado a la sede judicial en un coche de alta gama, un Alfa Romeo, del que se ha bajado junto a su abogada, María Dolores Márquez de Prado. Vestía falda y chaleco negros y una camisa blanca.
Se trata de la duodécima declaración judicial de Bárcenas desde que en febrero de 2009 se le relacionara con el 'caso Gürtel', en el que está imputado por los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa. A su esposa se le atribuyen los mismos delitos menos el de cohecho.