Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batet (PSC) promete incluir los "derechos históricos" de Cataluña en la Constitución

Granados deplora la "comunión entre la derecha catalana y la española para hablar sólo de banderas"
La candidata del PSC por Barcelona a las elecciones generales, Meritxell Batet, ha prometido este jueves incluir los "derechos históricos" de Cataluña en la nueva Constitución federal que proponen los socialistas.
Lo ha hecho en un mitin al aire libre ante 200 personas ante el Parc del Mil·leni de Gavà (Barcelona), junto a la portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados; la alcaldesa del municipio, Raquel Sánchez, y la alcaldesa de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), Lluïsa Moret.
Batet ha mostrado su "compromiso personal" para reconocer la singularidad de Cataluña en la nueva Carta Magna en la que también deberá incluirse el principio de ordinalidad para mejorar la financiación a través de un nuevo modelo federal.
"No puede ser que las comunidades con mejor condición después estén muy por debajo en el reparto", como pasa con Cataluña, porque eso impide que puedan ser motor económico del país, según Batet, que ha recordado que la reforma constitucional implicará una doble votación entre los catalanes: la de la nueva Carta Magna y el de un nuevo Estatut.
También ha abogado por mejorar la distribución de competencias y dejarlas bien definidas en la Constitución para impedir que los problemas políticos acaben en los tribunales, en alusión a los constantes litigios entre el Govern catalán y el Estado ante el Tribunal Constitucional (TC): "Con diálogo y voluntad de servir a los ciudadanos se podría evitar".
Es urgente fortalecer el autogobierno de las comunidades autónomas y favorecer que tengan una estrecha colaboración con los ayuntamientos y el Estado: "Las tres administraciones tienen que dialogar, cooperar. Y la lealtad institucional sólo se ofrece desde el federalismo".
La propuesta que defienden los socialistas es "la de la convivencia, la del derecho a seguir viviendo juntos" en igualdad de condiciones pero reconociendo las diferencias, y para ello también es necesario que se reforme el Senado y se le de un carácter federal para resolver las diferencias entre territorios y fomentar el cogobierno.
"Tan importante es el autogobierno como el cogobierno" y eso lo sabe muy bien el catalanismo clásico que lidera en solitario el PSC, ha asegurado Batet, que también ha asegurado que el PSOE está preparado para todos estos cambios y lo hará en base a la declaración de Granada de 2013.
La candidata socialista augura que la reforma federal de la Constitución es "el punto de encuentro" en el que coincidirán tarde o temprano todos los partidos porque ni el inmovilismo ni el independentismo llevan a ninguna parte.
Batet ha aprovechado para comprometerse "personalmente a potenciar el derecho a convivir con todos los pueblos de España" porque el futuro pasa por el entendimiento y el respeto mutuo.
Además, ha asegurado que con Felipe González al frente del Gobierno, España dio un salto de modernidad y ahora el país "vuelve a necesitar" otro salto de modernidad que permita reforzar y ampliar cinco grandes pactos: socioeconómico, intergeneracional, de género, institucional y territorial.
PROPUESTA FEDERAL
Eva Granados ha destacado que la propuesta federal es la única solución de encaje territorial de Cataluña en España y la manera de "garantizar" el estado del bienestar en el país.
Ha lamentado tener que dedicar tanto tiempo a hablar de independentismo y nacionalismos en el Parlament catalán y no de lo que realmente afecta a los ciudadanos, y ha destacado que en Catalunya se da una "comunión de intereses entre la derecha catalana y la española para hablar de banderas" y no de bienestar social.
Ha asegurado que el Govern de Artur Mas se dedicó a "tapar los recortes con la bandera" y ahora el de Carles Puigdemont está haciendo lo mismo con la promesa de una inminente independencia, y ha añadido que en Cataluña es especialmente imprescindible que ganen los socialistas porque urge aparcar el nacionalismo y recuperar la distribución de la riqueza y la igualdad de oportunidades.
LABOR MUNICIPAL
Raquel Sánchez ha ensalzado la labor de los municipios en la atención a las personas más vulnerables en época de crisis pese a la reducción de los recursos y aportaciones de la Generalitat: "Sólo ha emprendido el camino a la independencia pero de soluciones reales ni hablar".
Por su parte, Lluïsa Moret también ha cargado contra el Govern por usar las "banderas de excusas y potenciar los enfrentamientos desde el nacionalismo", algo de lo que también ha acusado al Estado, y ha urgido a establecer un marco de relaciones estable para evitar más perjuicios a los ciudadanos.
Ambas alcaldesas han querido manifestar la soledad que han sentido en los años de crisis económica porque ni la administración autonómica ni la central han ayudado a atender las demandas sociales que llegaban a los ayuntamientos como primer recurso.
El acto ha empezado con un minuto de silencio en señal de condena al asesinato de la diputada laborista británica Jo Cox y a favor de la libertad de expresión y la democracia.