Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bescansa (Podemos) celebra la celeridad con la que Pedraz ha actuado contra Oleguer Pujol

La responsable de la unidad de análisis de Podemos, Carolina Bescansa, ha celebrado este viernes la celeridad con la que el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, ha ordenado el registro en siete inmuebles de Oleguer Pujol para localizar el dinero que presuntamente pudo blanquear junto a su socio a través de siete operaciones inmobiliarias.
En declaraciones a Europa Press Televisión, Bescansa ha declarado que la formación que lidera Pablo Iglesias solicitó junto con Guanyem el registro de los domicilios del hijo pequeño del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, si bien no lo hicieron público para garantizar su eficacia. Cinco semanas después de esa petición, Pedraz ha abierto una investigación contra Oleguer Pujol, a quien le ha dejado en libertad con cargos por un delito de blanqueo de capitales y fraude fiscal.
"Queremos valorar con mucho sosiego y mucha prudencia la actuación del juez Pedraz. Es muy de celebrar que la instrucción haya empezado con tan poca demora. Hay muchísimas personas implicadas en este asunto y creemos que es un paso más de la ciudadanía contra la casta", ha declarado la mano derecha de Pablo Iglesias, quien ha vaticinado que la investigación sobre el clan Pujol se prolongará en el tiempo debido a "la magnitud de la estructura empresarial".
Bescansa, que también ha agradecido al exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez-Villarejo el asesoramiento prestado a la hora de presentar la querella, ha reivindicado que la formación ha puesto en marcha "un gran proceso de ilusión colectiva" que ha hecho partícipe a la ciudadanía que aboga por un cambio. "Los escándalos cotidianos de corrupción no son algo de 2014, sino que vienen de muy atrás", ha sentenciado.