Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bildu dice que el Estatuto está "superado" y pide un "marco jurídico que respete el derecho de autodeterminación"

Para la coalición es "preciso abordar el conflicto político dando voz y decisión a la sociedad vasca"
Bildu ha afirmado este lunes que el "Estatuto está agotado y superado" y ha abogado por "un marco jurídico en el que se respete la voluntad de la ciudadanía vasca, en el que se respete el derecho de autodeterminación que Euskal Herria tiene como nación".
Los junteros Asier Vega, Joseba Gezuraga, Zuriñe Gainza, Asier Adana y Maria Jesús Urrutikoetxea y la alcaldesa de Sopelana, Saioa Villanueva, portavoces de Bildu, han ofrecido una rueda de prensa para dar a conocer su postura sobre la celebración del Día del Estatuto este martes.
Gezuraga, encargado de leer el manifiesto en castellano, ha afirmado que "la fiesta institucional con la que PSE y PP celebrarán este martes el Estatuto de Autonomía de Gernika es, en realidad, su acta de defunción" y ha dicho que el "Estatuto está agotado y superado, por lo que la sociedad vasca no tiene nada que celebrar".
En ese sentido, ha asegurado que "la mayoría de la sociedad abogamos por un marco jurídico en el que se respete la voluntad de la ciudadanía vasca, en el que se respete el derecho de autodeterminación que Euskal Herria tiene como nación".
Para Bildu, el Estatuto "no ha sido capaz de defender los intereses de la sociedad ante recortes de derechos políticos y sociales decididos en Madrid y, desde luego, no da respuesta a las demandas nacionales".
"Al igual que el Estatuto, el Amejoramiento navarro, nunca refrendado por la ciudadanía Navarra, tiene como objetivo la asimilación política de este pueblo y ésta es la razón por la que PP-UPN y PSE-PSN insisten en continuar anclados al Estatuto y al Amejoramiento Foral navarro, negando a Euskal Herria el derecho a decidir, cuando este pueblo ha dejado ya clara su intención de caminar hacia un nuevo marco político".
"DIÁLOGO SIN VETOS NI EXCEPCIONES"
La coalición ha dicho que el nuevo marco que defienden "debe responder a la aspiración mayoritaria de la sociedad vasca" y a él "se debe llegar mediante el diálogo y el acuerdo entre los partidos políticos sin vetos ni excepciones".
Según han afirmado, "la apuesta de Bildu y el conjunto del soberanismo no puede ser otra que la profundización en el derecho a decidir que tiene Euskal Herria".
Por ello, Bildu reivindica "un nuevo marco jurídico político que reconozca a Euskal Herria como nación y a su ciudadanía el derecho a decidir libremente su futuro".
La declaración leída este lunes indica que "los cambios ocurridos en el panorama político vasco en los últimos dos años y con más intensidad en los últimos meses, semanas e incluso días también nos llevan al camino que profundizará en la democracia".
En este sentido han dicho que la "histórica declaración de ETA no hace sino subrayar más la necesidad de abordar el conflicto político, que nace de la negación del reconocimiento de Euskal Herria como nación y de su capacidad para decidir su futuro".
Por ello aseguran que "abordar el conflicto político en toda su magnitud y con todas sus derivadas es imprescindible para que la solución sea definitiva y responda a las claves que demanda la sociedad vasca".
En ese sentido, ha asegurado que es "preciso abordar el conflicto político, dando voz y decisión a la sociedad vasca". "Ha llegado el momento -han subrayado- de abordar la normalización política, de adecuar el marco jurídico político e institucional a los deseos de la sociedad vasca".
Para Bildu, la normalización política, pasa por que la sociedad elija "su modelo sin vetos ni exclusiones y, por supuesto, con todas las opciones encima de la mesa".
Según han señalado, "la sociedad vasca, las instituciones, los partidos políticos y todos los agentes sociales tenemos una oportunidad histórica y también una gran responsabilidad con el definitivo e irreversible cambio político y social en Euskal Herria" y es "el momento de profundizar en la democracia y dar la palabra a la sociedad vasca".