Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas confirma que España no ha solicitado nueva ayuda para hacer frente a la última ola de inmigrantes

El Gobierno español no ha solicitado a la Comisión Europea "ninguna petición de ayuda específica" para hacer frente a la reciente presión inmigratoria marcada principalmente por el incremento de pateras llegadas en los últimos días a las costas españolas. Más de 1.000 inmigrantes han llegado al territorio español en las últimas 36 horas.
"No estoy al tanto de que hayamos recibido ninguna petición de ayuda específica", ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Michael Jennings.
"El Gobierno español no ha contactado por el momento a la Comisión Europea para asistencia", ha confirmado a Europa Press el portavoz del Interior del Ejecutivo comunitario, Michele Cercone.
El Ejecutivo comunitario ha recordado que cuentan con distintos mecanismos de asistencia para poder ayudar a los Estados miembro en caso de presión migratoria, incluido a través de la agencia de control de fronteras externas Frontex o varios fondos de ayuda a la inmigración y asilo disponibles.
De hecho, la Comisión Europea aprobó recientemente una ayuda de "hasta diez millones de euros" para ayudar a España a hacer frente a la reciente presión migratoria en Ceuta y Melilla para financiar proyectos relacionados con "el aumento del número de nuevas llegadas como parte de flujos migratorios mixtos, incluido para reforzar las capacidades de recepción y procesos de examen", procedentes de los Fondos de Fronteras Externas y del Fondo de Retorno.
Según datos facilitados por la Comisión Europea, España recibió un total de 485 millones de euros de ayudas entre 2007 y 2013 de los distintos fondos europeos y recibirá entre 2014 y 2020 unos 257 millones de euros de ayudas europeas del Fondo de Asilo, Inmigración e Integración y más de 249 euros del Fondo de Seguridad Interna y será el segundo país más beneficiado de toda la UE en el nuevo periodo financiero, según fuentes comunitarias.
Éstas han recordado además que el nuevo marco financiero permite "una mecanismo de respuesta de emergencia flexible" para poder movilizar "asistencia de emergencia limitada".
El Ejecutivo comunitario también "se ha implicado con las autoridades marroquíes en dos frentes", según fuentes comunitarias. En primer lugar, para lograr "implicación política por su parte para hacer frente a la situación de los inmigrantes en territorio marroquí" y en segundo lugar "para movilizar" el paquete de asistencia sobre inmigración y movilidad que la UE y los Estados miembros han comprometido para el país magrebí en el marco del acuerdo sobre movilidad firmado en junio de 2013, para cooperar en inmigración irregular y legal.
El acuerdo sobre movilidad preveía que ambas partes continuarán con las negociaciones para firmar un acuerdo sobre devolución de inmigrantes irregulares.