Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buteflika advierte de que una amnistía mal planificada llevaría a la guerra civil

El presidente de Argelia y candidato a la reelección, Abdelaziz Bouteflika, pronuncia un discurso durante un mitin electoral en Guelma, Argelia. EFEtelecinco.es
El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, ha advertido de que una amnistía general para los terroristas islámicos que esté mal planificada podría llevar a Argelia a la guerra civil.
Buteflika participó ayer, sábado, en un mitin en la ciudad meridional argelina de Tamanraset como parte de la campaña para las elecciones presidenciales del próximo 9 de abril.
En su intervención subrayó que si finalmente se aplicara una amnistía general a los terroristas islámicos, éstos deberían aceptar previamente unas condiciones inexcusables, como la entrega total y definitiva de las armas.
"La amnistía no entrará en vigor hasta que todos hayan depuesto las armas, definitiva y totalmente, y se hayan entregado a las fuerzas de seguridad", subrayó el presidente argelino, que aspira a una tercera reelección.
"Si la violencia y el terrorismo nos pusieron al borde de la guerra civil, la amnistía general igualmente nos podría llevar a la guerra civil", afirmó Buteflika.
El presidente argelino se preguntó: "¿Quién me podría garantizar que todos los que han perdido a sus seres queridos y sus bienes podrían aceptar la amnistía? ¿Acaso no tratarían de tomarse la justicia por su mano?"
La amnistía general es un término "de muy denso calado", que va mucho más allá de un mero concepto por lo que para que se ponga en marcha, antes debería previamente obtener el acuerdo y la adhesión de los argelinos, indicó Buteflika.
Al comienzo de sus dos primeros mandatos, en 1999 y 2005, Buteflika promulgó dos iniciativas, denominadas "Política de concordia civil" y "Carta para la paz y la reconciliación nacional", que permitieron a los militantes de los grupos armados que hubieran depuesto las armas acogerse a una amnistía, total o parcial, según los casos.
En el año 2000, Buteflika decretó una amnistía total para los miembros del Ejército Islámico de Salvación (EIS), brazo armado del proscrito Frente Islámico de Salvación (FIS), que en 1997 anunció el fin de sus actividades y que tres años más tarde se disolvió.