Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ ratificará el Código Iberoamericano de Ética Judicial mientras elabora sus propios principios

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) valorará en su Pleno del próximo jueves una propuesta de los vocales Roser Bach, Fernando Grande-Marlaska y Nuria Abad sobre la posibilidad de que este órgano ratifique los principios del Código Iberoamericano de Ética Judicial "en tanto en cuanto no se pruebe un código ético propio de la Carrera Judicial Española".
Los trabajos para la elaboración de dicho código específico para los jueces españoles comenzaron en abril de 2014, cuando se creo un grupo de trabajo a tal efecto, y de momento no han concluido según han confirmado a Europa Press fuentes del órgano de gobierno de los jueces. Se han celebrado múltiples reuniones, se ha preguntado a la carrera y se está avanzando en la redacción del documento.
El código al que el CGPJ se adherirá mientras no tenga el suyo propio se adoptó en la Cumbre Judicial Iberoamericana en 2006 y fue modificado en 2014, ya que según los vocales proponentes "cumple con los principios esenciales en materia de deontología judicial proclamados por la
Red Europea de Consejos de Justicia".
CORTESÍA Y PRUDENCIA
Entre los principios que consagra el citado Código están la independencia, motivación, capacitación, equidad, responsabilidad institucional, cortesía, integridad, transparencia, secreto profesional, prudencia, diligencia y la honestidad provisional.
El grupo de trabajo que trabaja en el Código Ético propio está compuesto por los vocales del Consejo Roser Bach y Fernando Grande-Marlaska; el magistrado del Tribunal Constitucional Juan Antonio Xiol; el presidente de las Audiencia Provincial de Palma Carlos Gómez Martínez, el magistrado de la Sala de lo Penal del Supremo Pablo Llarena; el catedrático de Sociología José Juan Toharia; la catedrática de Ética Adela Cortina y el letrado del CGPJ Manuel Olmedo.
El objetivo de esta iniciativa es dotar a los jueces españoles por primera vez de un texto semejante al que ya existe en otros países de nuestro entorno y que oriente a los miembros de la carrera a la hora de tomar decisiones sobre su comportamiento profesional atendiendo a lo que la sociedad demanda del colectivo y como medio para afianzar y ampliar la confianza de los ciudadanos en la Administración de Justicia, según informó en su día el propio CGPJ.